27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Sábila, una alternativa agrícola para el Quindío

3 de diciembre de 2011
3 de diciembre de 2011

Por tal motivo este lunes 5 y 6 de diciembre el tercer piso de la Cámara de Comercio de Pereira se llevará a cabo una reunión de socialización del proyecto para el Eje Cafetero, con el que se pretende implementar la misma área en los tres departamentos de la región. Amparo Ballesteros, representante del Consejo Nacional Sabilero, explicó las bondades de este modelo que abre una nueva puerta a los productores del agro del departamento.

“Se requiere, para cumplir con los volúmenes de producción de la planta, de una producción de 20 toneladas diarias, por lo que la idea es contar con por lo menos 400 hectáreas, por lo que estamos invitando a los propietarios de predios rurales que estén buscando una alternativa de diversificación, más no de erradicación de los cultivos existentes”.

En este sentido explicó cómo en Caldas y Risaralda muchos agricultores tienen plantaciones intercaladas con café orgánico, plátano o cítricos, permitiéndoles un ingreso extra y una mejora en la rentabilidad de sus fincas.

“Uno de los requisitos de la compañía es que el producto debe ser totalmente orgánico, con el fin de presentar óptimas condiciones para la explotación del gel, componente esencial para la producción.

Cabe anotar que el sector sabilero es considerado uno de los renglones productivos más competitivos y rentables a nivel mundial, con alta demanda en los mercados internacionales para la elaboración de cosméticos, alimentos y fármacos; en este caso el destino de la producción sería la Unión Europea.

La iniciativa empresarial
La intención de la empresa Zulia Aloe —que ostenta una experiencia de 20 años en el manejo industrial y comercial de productos cosméticos y alimentarios— se concretó al ratificar un convenio con la asociación agroindustrial de Productores de Sábila del Eje Cafetero, Aloe Café, constituida legalmente hace cuatro años.

La iniciativa busca garantizar el suministro de materia prima para la planta que se ubicará en la capital risaraldense, la primera de cuatro que se abrirán en el territorio nacional; las otras estarían en el Tolima, Boyacá y los Llanos Orientales.

“La pretensión es constituir fábricas transformadoras con capital mixto de Venezuela y Colombia, por lo que se han organizado dos encuentros enfocados a públicos diferentes. Es así como el 5 tendremos el evento orientado a los potenciales cultivadores, mientras que el 6 sería para potenciales inversionistas”. Por otra parte el interés de la transformadora en la región se debe a las condiciones de producción existentes, como los pisos térmicos y la cultura del compromiso, entre otros aspectos.

“Se considera ideal una planta con hojas de 3 libras de peso, 80 centímetros de largo y 15 de ancho. Las particularidades de los predios del Eje Cafetero permiten la entrega de un producto acorde con las necesidades de la industria, algo que buscamos garantizar con la aplicación de un paquete tecnológico a los agricultores vinculados”.

Se calcula que los costos de producción por hectárea pueden llegar a los $30 millones, los cuales pueden ser financiados vía crédito gracias a los acercamientos de la asociación con el ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y el Banco Agrario. De acuerdo con esta mecánica, los beneficiarios de la línea crediticia contarían con 30 meses de gracia, periodo correspondiente a lo que pueda llevarse el productor desde su siembra hasta la venta de la cosecha; así como un plazo de pago de cinco años.

Aunque descartó la entrega de material vegetal para el inicio de los cultivos, Ballesteros espera que las administraciones departamentales y municipales respalden al proyecto.

“Por convertirse en un proyecto de la ecorregión se aspiraría que los gobiernos territoriales ofrezcan herramientas de incentivo para los productores con mayores necesidades. Ya tenemos la experiencia en Risaralda con la alcaldía de Pereira, al igual que en Caldas con la gobernación y varias de las alcaldías. Lo que pedimos a las entidades del Estado es que nos suplan la asistencia técnica, algo primordial sobre todo si se tiene en cuenta que es un producto nuevo, no tan tradicional en la región como otros”.

Aquellos que se encuentren interesados en participar en la iniciativa deberán inscribirse a Aloe Café como socios proveedores, y pagar una suma de tan sólo 50 mil pesos. “Queremos que los agricultores de la región aprovechen esta oportunidad, que se acerquen a la presentación y aprovechen un modelo de negocio ejecutado bajo el modelo de Agricultura por Contrato, lo que asegura la compra de la producción total en el momento de sembrar, por lo que no existe el riesgo de perder”, explicó Ballesteros.