25 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Reforma a la Justicia fue aprobada en primera vuelta

15 de diciembre de 2011
15 de diciembre de 2011

La segunda instancia la conocerá la Corte Suprema de Justicia. En lo que se aprobó, quedó estipulado que de los 6 magistrados que conformarán este nuevo Tribunal, tan sólo dos podrán ser elegidos por el Congreso.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, rechazó las críticas de la Fiscal General a la creación de este nuevo Alto Tribunal y dijo que los magistrados que la conformarán tendrán las mismas calidades que los de las Altas Cortes.

“No veo porque pueda partirse del supuesto de que ellos van a ser malos mientras que los de las Altas Cortes son buenos, si los requisitos que se exigen para unos y otros son exactamente los mismos”, señaló Esguerra.

“Serán escogidos unos seres humanos absolutamente probos, verticales, preparados, dotados del buen juicio que corresponde va a ejercer la majestuosa función de administrar justicia, eso está claro”, añadió.

Pese a las advertencias hechas por Human Rights Watch sobre posible impunidad en algunos procesos como el de los “falsos positivos”, la Reforma Judicial aprobó el punto del fuero militar que busca que sea la justicia penal militar la que conozca los delitos cometidos en servicio cometidos por los miembros de las fuerzas armadas.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que la Fuerza Pública se siente agradecida por el inmenso apoyo dado por el Congreso a este punto y aclaró que el fuero militar no generará impunidad.

“Estamos tratando de obrar de manera correcta, impidiendo la impunidad y permitiendo que los miembros de la fuerza pública tengan conocimiento de sus casos por parte de jueces especializados”, señaló Pinzón.

También se aprobó el punto de descongestión que le otorga facultades especiales y temporales a notarios, abogados y funcionarios judiciales, para resolver procesos pequeños.
"La primera razón de ser de esta reforma constitucional a la justicia es buscar la descongestión de los despachos judiciales, acercar la justicia al ciudadano de a pie, acelerar la decisión de los trámites judiciales”, señaló el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra.

La iniciativa establece que las Altas Cortes perderán sus funciones para nominar al Contralor General de la República y al Procurador General de la Nación.

Según lo propuesto, el presidente será el que presente ternas para que el Congreso en Pleno elija al Procurador, Contralor y Defensor del Pueblo.

Según el representante a la Cámara del partido Verde, Alfonso Prada, ponente del proyecto, esta decisión fue avalada por el Gobierno, debido a que estas funciones han deteriorado la imagen de la justicia, le ha quitado autonomía y la ha politizado.

Fue aprobado un polémico artículo que busca que los congresistas no puedan declararse impedidos a la hora de votar ninguna de las leyes reglamentarias de la Reforma a la Justicia.

Se eliminaron dos polémicos artículos

La Plenaria de la Cámara de Representantes eliminó dos polémicos artículos dentro del proyecto de Reforma a la Justicia que pretendían cambiar la elección del Registrador Nacional y darle facultades especiales y extraordinarias al Auditor General de la Nación.

El primero de ellos, proponía que el Registrador Nacional fuera elegido por el Congreso en pleno, de una terna que enviara el presidente de la República.

Y el otro punto, pretendía otorgarle a la Auditoria General la supremacía y al vigilancia sobre todas las Contralorías del país, incluyendo la General. Reglamentaba la figura del auditor, y permitía su reelección.

Durante el debate también se aprobó otro artículo que hace que la Defensoría del Pueblo pase a ser una dependencia del Ministerio Público y que el director de esta entidad esté bajo la dirección del Procurador General de la Nación.

La Reforma a la Administración de Justicia pasará ahora a conciliación de Senado y Cámara y estará lista para ser abordada en los cuatro debates restantes el próximo año.