23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Chávez amenazó con meter presos a exasesores de Uribe si deciden entrar al país

24 de diciembre de 2011
24 de diciembre de 2011

"Por ahí me enteré de que parece que un alcalde firmó un convenio (…) si aquí intentara entrar en nuestro país alguien, sea quien fuere, sabemos a lo que vendrían. No van a entrar en este país, no van a entrar, no pasarían de allí y, si vienen por caminos verdes (vías no legales), y lo agarramos, pues preso va a ir", dijo Chávez en un Consejo extraordinario de Ministros.

El jefe de Estado se refirió así, aunque sin hacer una mención explícita, al alcalde del municipio caraqueño de Chacao, Emilio Graterón, quien anunció el pasado día 17 la suscripción de un convenio de seguridad con miembros del equipo de seguridad de Uribe (2002-2010) para reforzar esta materia en esa localidad.

Graterón dio a conocer también la próxima visita a Venezuela de dos asesores de seguridad del exmandatario colombiano, José Obdulio Gaviria y Alfredo Rangel, dos días después de que el líder de su partido y precandidato opositor, Leopoldo López, se reuniera con Uribe en Bogotá.

"El que fuere que viniera aquí a tratar de embochinchar a nuestro país, no se lo vamos a permitir", insistió Chávez.

"Y alcalde que lo haga, o pretenda hacerlo, o gobernador que pretenda hacerlo, hay que aplicar la Constitución y la ley con todo el rigor", señaló.

Chávez dijo que su Gobierno no va a permitir "de nuevo" que se repitan situaciones pasadas como la supuesta invitación de la oposición a William Bratton, exjefe de la Policía de Nueva York, e indicó que "por pendejos" permitieron "que viniera aquí a ayudar a montar un golpe de Estado".

"No podemos permitir a este bandidaje repetir la misma historia", exclamó el gobernante al referirse a sus contrincantes, que, aseguró, están conscientes de que van a perder las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012.

"Ya andan buscando a ver qué caminos verdes, qué atajos buscar para desestabilizar al país", manifestó Chávez, quien insistió en que no se lo permitirán "ni a sus aliados, ni a sus amos del imperio (Estados Unidos) ni a sus lacayos, que están regados por América Latina".