20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Barcelona derrotó con contundencia al Real Madrid en derby español

11 de diciembre de 2011
11 de diciembre de 2011

La gran racha del Real Madrid y las dudas ofrecidas por el Barça lejos del Camp Nou habían permitido soñar a los madridistas con un golpe a la Liga en el Bernabéu frente a su gran enemigo. Sin embargo, el equipo azulgrana se mostró más sólido que su adversario, vertiginoso en sus ataques pero precipitado en el último pase.

El equipo de Guardiola volvió a someter a los blancos con su juego combinativo, aguantó la presión asfixiante con la que arrancó de inicio el Madrid y, tras encajar un gol de Benzema, inesperado por todos por su rapidez, encontró el camino para el empate, vía Alexis; tuvo fortuna en el segundo tanto, en propia puerta de Marcelo; y asestó una puñalada definitiva con el tercero, obra de Cesc, justo cuando el Madrid apretaba en busca de la remontada.

Victoria clara del Barcelona, que, con un partido más, empata a puntos con el Real Madrid al frente de la tabla y emprende su viaje a Japón con los deberes hechos en Liga y firmando un punto de inflexión en el campeonato que devuelve la igualdad que parecía perdida por el mejor momento del Real Madrid en la 'era Mourinho'.

Ningún aficionado blanco podía pensar en un final de partido así después de ver cómo empezó. Apenas 23 segundos habían corrido en el marcador cuando Benzema anotó el primer tanto después de un error garrafal de Valdés en un despeje. El portero catalán regaló el balón a Di María, que la colgó al área en busca del nueve blanco. Aunque no le llegó en primera instacia, sí lo hizo tras el rechace azulgrana a un disparo de Özil y el francés marcó a bocajarro.

El gol más rápido de la historia de los clásicos empujó al Real Madrid muy arriba, presionando la salida de balón culé por medio de sus tres hombres de arriba: Cristiano Ronaldo, Benzema y Di María. Sin embargo, a punto estuvo de devolverle la moneda el Barcelona cuando Ramos resbaló y Messi, muy atento, le robó el esférico y salió disparado hacia la portería de Casillas. Su disparo fue repelido por el mostoleño, que evitó el empate.

No fue la única intervención de mérito del capitán blanco, que tuvo bastante trabajo durante todo el partido. A pesar de su buena actuación, no pudo hacer nada frente al disparo de Alexis en el 29', que ganó la espalda a la defensa blanca y aprovechó un pase de Messi. El argentino se deshizo de tres jugadores blancos y tiró un pase en profundidad para la velocidad del chileno, que no falló en su disparo cruzado.