2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un tubo está en la mira por derrumbe en barrio Cervantes de Manizales

10 de noviembre de 2011
10 de noviembre de 2011

El personero de Manizales, Juan Carlos Pérez Vásquez, quien fue citado al Concejo, presentó un informe preliminar, que agrupa una serie de denuncias que la comunidad venía haciendo desde el primero de noviembre. Una de ellas corresponde a la llamada de una habitante del barrio a la línea 116 de Aguas de Manizales para alertar sobre el desprendimiento de andenes en la parte alta donde se produjo el derrumbe. Como respuesta le dijeron que esa situación era competencia de la Secretaría de Obras Públicas.

De acuerdo con el informe, la ciudadana se acercó el viernes 4 a la Alcaldía de Manizales y allí le informaron que la queja debía presentarla por escrito, diligencia que finalmente no pudo cumplir porque se le adelantó la tragedia. Además, la Personería reveló que una hora antes del desastre, a las 5:30 a.m. del sábado, varios vecinos se comunicaron a esa misma línea para informar del "empozamiento de agua que brotaba de entre las lozas de la calzada y que alcanzaba el nivel de los andenes". La respuesta ante este llamado fue que "no había personal disponible"; después, en la línea no volvieron a atender las llamadas.

El expediente agrega que desde el primero de noviembre, fecha en que regresó el servicio de acueducto después de 12 días de corte, se escuchaban ruidos entre la tierra, "similares a los de una llave de agua cuando se abre y expulsa a presión". La Personería corroboró dichas afirmaciones con la empresa Aguas de Manizales, que respondió que la única intervención que se hizo en días anteriores a la tragedia fue la reparación de una tubería de 16 pulgadas que conducía agua al barrio y que estaba obstruida por un balde con capacidad para 20 litros.

Frente a esto, el Personero planteó que "los daños de la tubería a causa del objeto que circuló en su interior (el balde), y después de que el estancamiento llegara a su nivel máximo de resistencia, produjo una fuerza con capacidad destructiva, que se incrementó con la fragilidad del terreno y llevó más tarde a generar el deslizamiento". Entre tanto, el alcalde Juan Manuel Llano calificó de "aventurado que la Personería, sin ser una entidad experta, dé esos conceptos".

Pese a esto, el informe ya se presentó a la Ompad, la Alcaldía y Aguas de Manizales, y se enviará a la Procuraduría, la Contraloría y la Fiscalía. Esta última ya inició indagación preliminar. Además, la Sijín retiró el tubo de la zona y ahora hace parte de los elementos de la investigación. Más allá de este nuevo aporte, la tesis de que el invierno también influyó para que la tierra cediera se mantiene viva, pues la noche anterior al derrumbe un intenso aguacero sacudió durante un par de horas a la capital de Caldas.

Anoche se hizo una marcha, de unas 3.000 personas con antorchas, que salió desde el sector de El Cable hasta la Alcaldía, para pedir que se esclarezcan las causas de la tragedia que enlutó al barrio.