15 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se raja educación rural en Risaralda

24 de noviembre de 2011
24 de noviembre de 2011

Este estudio que fue contratado por la Fundación Empresarios por la Educación, según explicó Diana Carolina Restrepo Vélez, secretaria Ejecutiva de esta entidad en Risaralda, evidenció que la calidad de la educación rural no solo es baja sino que tiende a descender, por lo que aseguró que se deben orientar políticas para mejorar la educación rural.
  
Este y otros objetivos como mejorar la cobertura, la calidad de los colegios del departamento en general, dignificar al docente, capacitar líderes educativos, son los que motivan a Empresarios por la Educación a seguir haciendo historia en este proceso, el cual culminó por este año con el último Taller Regional de Dirección Educativa que se celebró ayer en Expofuturo sobre Gestión de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, en el que participaron alrededor de 150 directivos docentes del departamento.
 
Con esta son ocho las jornadas que se realizaron durante el año organizadas por la Fundación Empresarios por la Educación, Comfamiliar Risaralda, Cámara de Comercio de Pereira, Asociación Nacional de Industriales, Asociación de Directivos Docentes de Risaralda, Suramericana y la Gobernación de Risaralda.
 
Sin embargo para el evento celebrado ayer, entidades como Fundación Cultural Germinando, Proyecto Pereira 2032, Universidad Católica de Pereira, Universidad Tecnológica de Pereira y Grupo de la Movilización Social con la Primera Infancia se unieron para llevar a cabo la actividad que buscó integrar la ciencia, la tecnología e innovación a la educación en Risaralda, además de socializarse el proyecto de la Movilización Social y la red de nodos, que busca articular los colegios con especializaciones con los diferentes sectores productivos.
 
Es así como Restrepo Vélez invitó a las empresas a invertir en Fundación Empresarios por la Educación, pues además de apoyar el desarrollo social y económico de la región, se obtienen beneficios hasta del 125 % en exoneraciones de impuesto, de acuerdo al valor donado, y a partir de la entrada en vigencia de la Política Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, quien invierta en educación científica podrá obtener incluso un 165 % de deducciones.