25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Oscar Iván Zuluaga, el gran derrotado

2 de noviembre de 2011
2 de noviembre de 2011

oscar ivan zuluaga

Pero también perdió las alcaldías de Anserma, Marquetalia, Samaná, Manzanares, Belalcázar.La política es como la rueda Chicago, doctor Zuluaga: unas veces estamos arriba, y otras, abajo.

Les pagaron con la moneda de la ingratitud

Sin embargo, por encima de este fiasco, hay que reconocer que Zuluaga, cuando fue ministro de Hacienda, ayudó mucho a Caldas, su departamento de origen. Nunca antes este departamento había recibido tanta plata. Su compañero político, el actual embajador de Colombia ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos Aristizábal, también giró desde Acción Social dineros en grandes cantidades a Caldas. Pregunten cuánto dinero recibió Pensilvania con Zuluaga en Hacienda y Hoyos en Acción Social. Mirando objetivamente las cosas, a Zuluaga y Hoyos les pagaron con la moneda de la ingratitud. No los estamos defendiendo. Simplemente, decimos la verdad.

Tema para sociólogo

Lo que les ocurrió a Zuluaga y Hoyos en Pensilvania, sobre todo, puede servir de insumo a un buen sociólogo para que haga los análisis e interpretaciones políticas del caso. Si fue ingratidud o es el reflejo del declive que vive en estos momentos su jefe político, el expresidente Álvaro Uribe, derrotado también en su tierra natal, Antioquia. La política, definitivamente, es una verdadera caja de sorpresas.

Que se quede en la OEA

La cosa se puso tan dura en Pensilvania que los amigos de Luis Alfonso Hoyos le mandarán a decir al embajador ante la OEA que no renuncie y se quede allá porque vienen cuatro años de sequía política y burocrática. Al menos es un puesto  de una gran importancia que no se consigue todos los días. Que lo cuide con el esmero que le pone un jardinero a un cultivo de flores. Hoyos debe saberlo, pues es un hombre inteligente, curtido y con buen olfato.

Una proeza

Nadie creía que la coalición de los senadores Sierra, Lizcano y Zuluaga ganaba la alcaldía de Manizales. Con el gravísimo problema del agua y la mala imagen del alcalde Llano, era como para esperar un "apagá y vámonos". Después de observar, sobre todo, las críticas que le disparaban en la calle al alcalde y sus patrocinadores políticos, nadie esperaba que obtuvieran una victoria, aunque fuese estrecha. Pero la política es la política y cualquier cosa puede ser posible en tan extraño e incomprensible mundo.

La última oportunidad de Mancera

Lo cierto es que la diferencia de Rojas sobre Mancera tampoco fue muy grande y hubo momentos en que se la jugaban cabeza a cabeza durante el conteo de votos. Hay que decir las cosas como son y la opinión independiente, la que no se deja comprar con promesas, dinero o tejas, nunca ha creído en Mancera. No porque sea hijo de un tapicero (además, buen tapicero, aguardientero y buen amigo, es decir un tipo chévere), sino porque todavía le falta mucho pelo para el moño y con esto decimos todo.Nos atrevemos a decir que Mancera se perdió la última oportunidad que tenía para ser alcalde de Manizales. 

Guido siempre marcó la diferencia

En el caso de Guido Echeverri triunfó la sencillez, la decencia, la prudencia y esa imagen de hombre bonachón que difundió a través de su propaganda callejera. Siempre marcó diferencia sobre su contendor en el conteo de votos, Gabriel Vallejo quien no pudo calar definitivamente, aunque, hay que decirlo, es un empresario de muchas campanillas. Con Guido se fortalece la coalición yepobarquista. Con razón en alguna ocasión el finado senador Víctor Renán Barco dijo que políticamente nadie muere. "Ni siquiera cuando lo están enterrando". Ahí tendremos nuevamente en escena política a los Yepes, Adriana Franco y compañía limitada. Será una forma de mantenerse en la política y los puestos, obviamente.

Yepes estuvo detenido

El dirigente conservador Arturo Yepes Alzate fue privado de la libertad el domingo en los alrededores del Coliseo y conducido a un CAI. La policía presumió que tenía en su poder tarjetones marcados y lo detuvo pero posteriormente estableció que se trataba de tarjetones pedagógicos y lo dejó en libertad. Yepes estaba encolerizado ayer y anunció que demandará a la policía por haberlo detenido. 

Lo desbancaron después de 20 años en el poder

El yepismo perdió la alcaldía de Aranzazu, con una hegemonía de más de veinte años. Dicen que desecharon el apoyo del ex diputado Octavio Zuluaga y el ex alcalde Édgar Marulanda, de Salvación Nacional, y perdieron los votos que necesitaban para que su candidato, William Ruiz,  conquistara la alcaldía. Prueba de ello fue que Zuluaga y Marulanda negociaron con Gabriel Zuluaga, del Partido de la U pero inscrito con firmas, y éste ganó la alcaldía. Ahoraa los yepistas les están diciendo en Aranzazu que más vale pájaro en mano que cientos volando.

En Filadelfia también perdió

En Filadelfia, municipio vecino de Aranzazu, el yepismo también perdió la alcaldía que está en manos del abogado Omar Valencia.  Allí fue electo el cacique Román Aristizábal, quien ya ha sido alcalde tres veces. Si una segunda vez es poco recomendable, cómo será una cuarta alcaldía? El caso de Filadelfia también puede ser un buen tema para un sociólogo. Valencia, el actual alcalde, llevó el gas a ese municipio, consiguió que el gobernador Mario Artistizábal incluyera el asfaltado de la vía Filadelfia-La Felisa en el plan vial departamental y desarrolló planes de construcción y mejoramiento de vivienda. Sin embargo, la gente no apoyó a su candidata Luz Marina Giraldo para la alcaldia. ¿Qué pasó?