27 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Restos de Alfonso Cano fueron sepultados por familiares al sur de Bogotá

16 de noviembre de 2011
16 de noviembre de 2011

En horas de la tarde solamente los familiares  de Guillermo León Sáenz (nombre de pila) realizaron el sepelio de forma muy íntima en el cementerio El Paraíso y sin ningún operativo de seguridad por parte de las autoridades en los alrededores.

Cano, de 64 años,  murió a causa de tres impactos de bala, uno en la ingle, en la cadera y uno más en el cuello, provenientes de las armas del Ejército colombiano durante la  operación “Odiseo”, que hizo ataques por aire y tierra contra el componente de la guerrilla que acompañaba al dirigente.

El cuerpo de Cano no puede ser cremado como pedían los familiares, por orden de la Fiscalía General, toda vez que constituye prueba judicial.

Luego de 11 días después de su muerte, el cuerpo de jefe de las Farc fue entregado por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, ente que determinó que Cano sí murió por las balas y no por algún bombardeo.

A diferencia de este caso,  los restos de Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes", muerto en una operación militar ilegal en suelo ecuatoriano en 2008, durante el Gobierno de Álvaro Uribe, no se sabe a quién fueron entregados ni el lugar de su entierro.

Mientras, el cadáver del jefe militar de las FARC, Víctor Julio Suárez, alias "Jorge Briceño" o "Mono Jojoy", se lo entregaron a familiares seis meses después de morir en un bombardeo a un campamento rebelde, en septiembre de 2010.

Las FARC anunciaron el martes en un comunicado que Timoleón Jiménez, alias Timochenko, sustituye a Cano en la jefatura de la guerrilla.

 
teleSUR-Caracol-Efe-Afp / PR