3 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Quién ganó o quién perdió?

30 de noviembre de 2011
30 de noviembre de 2011

Desde luego que la gente tiene derecho a protestar y a marchar si es del caso, pero esto no les da derecho para generar desmanes o destrozos, como sí ocurrieron en las primeras muestras en los alrededores de la Plaza de Bolívar de Bogotá. (posteriormente cambiaron sus demostraciones para convertirlas en marchas de alegres comparsas y abrazos).

(Para quienes no conocen a Bogotá, la Carrera 7ª entre la calle 10 y la calle 26, es un paso obligado de todas las manifestaciones que terminan en la Plaza de Bolívar frente al Capitolio Nacional. Está ocupada totalmente por establecimientos comerciales y particulares totalmente ajenos al Estado, que diariamente luchan para sostener los compromisos económicos propios de su actividad. Cada vez que se autoriza una manifestación todos los comercios deben cerrar no solo por temor a los saqueos sino por los destrozos de sus vidrieras, las pedreas y los daños producidos por manifestantes anónimos que encubiertos con capuchas protagonizan actos vandálicos. Por los daños y las pérdidas económicas, nadie responde.)

Pero, regresando al tema, me motivó demasiado la actitud de los estudiantes, que pese al compromiso público del presidente Juan Manuel Santos para retirar la iniciativa de reforma a la Ley 30, los universitarios protagonistas del paro, respondieron con un NO rotundo para volver a las aulas, hasta tanto no se hiciera efectivo el retiro del proyecto de la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes.

No creo que el presidente esté para incumplir su palabra o decir mentiras.

Tampoco me pareció adecuada la carta enviada al Jefe del Estado por los organizadores del paro representados por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), exigiendo que nombre como Ministra de Educación a Clara López Obregón (Alcalde (e) de Bogotá) a partir del Primero de Enero.

Hasta donde yo sé, es el presidente quien designa su gabinete y organiza lo relacionado con cambios y reformas de su equipo más cercano. La carta que exige con nombre propio a una nueva ministra en mi sentir es atrevida y de mal gusto.

Hoy los estudiantes están acomodando sus horarios de clases para tratar de reponer el tiempo perdido durante el paro y a los que mejor les irá, estarán finalizando el segundo semestre académico del año 2011 en Abril del año 2012.

Con este antecedente, el gobierno del presidente Santos está en mora de implementar nuevas estrategias de control para el inmediato futuro y evitar con ello actos repetitivos, porque como dicen los muchachos de hoy, da la impresión que “se le metieron al rancho”.

Ojalá mañana los camioneros, los transportadores de buses intermunicipales, los trabajadores estatales, los lecheros, los corteros de caña, etc. no sean los protagonistas de acciones similares buscando reformar normas como en el caso que nos ocupa.

Me adhiero a la manida palabreja usada por el poeta bogotano Martín Lleras y retomada por el caudillo Jorge Eliécer Gaitán y revivida en una de sus campañas políticas por Horacio Serpa Uribe:

“Que no hubo vencedores ni vencidos ?….  MAMOLA….”