30 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

PANTALLA Y DIAL

21 de noviembre de 2011
21 de noviembre de 2011

sayco
 
En 1982 William Vinasco y el suscrito, desde los micrófonos de la cadena Todelar, denunciamos las anomalías que por aquel entonces había en esta Sociedad de Compositores. Gracias al apoyo de otros medios, logramos depurar a Sayco, la que le entregamos saneada a Raúl Rosero-Arnulfo Briceño qepd – Jorge Villamil qepd-Rafael Escalona qepd, entre otros grandes maestros. Lo lamentable para el talento nacional es que los intereses personales estuvieron por encima de la ética, por lo que la corruptela se volvió a tomar esta entidad en detrimento de un altísimo porcentaje de grandes compositores y artistas. La actitud deshonesta de algunos miembros de Sayco motivó el retiro de Arnulfo Briceño. Para quienes luchamos por favor los intereses del talento nacional, fue decepcionante el que nuestra fórmula de cambio hubiera servido únicamente para dar paso a una mayor corruptela, cáncer que ha hecho metástasis, afectándonos a todos.
 
No tengamos miedo en denunciar y defender nuestro patrimonio, señores compositores los que hoy defienden a Sayco. Soy testigo que ayer -a comienzos de los ochenta- muchos también lo hicieron sirviendo de tontos útiles a intereses de sinvergüenzas y hoy se quejan de los atropellos de los que fueron víctimas. No hay derecho que unos privilegiados recojan las migajas que caen de la mesa de la corruptela, lo que va en detrimento de lo que por ley nos pertenece.
 
Si apoyamos la denuncia que valerosamente está haciendo Julio y su equipo de la W, lograremos acabar con la corruptela, y si Sayco tiene que desaparecer para rescatar el patrimonio de los compositores, que desaparezca con tal que en esta entidad brillen la ética y la verdad y que respondan quienes se apropiaron de las regalías de los compositores. Si se acabó el Das, también se puede acabar Sayco.
 
Cuando defendí los intereses de Sayco en 1982, era director internacional de DISCOS CBS. Contrasta mi compromiso con la actitud del hoy director legal de SONY UNIVERSAL, quien pusilánimamente le manifestó a Julio en La W, que él se mantenía al margen en la espera de ver la evolución del conflicto con Sayco.  Me pregunto: ¿quién vigila y protege los intereses de los compositores de estas compañias discográficas? ¿Cuál es la posición de la industria discográfica ante las grandes anomalías de Sayco?
 
La voracidad de Sayco está acabando con la fuente de trabajo de muchas artistas, quienes no son contratados por establecimientos que en los decenios anteriores lo hacían y hoy los impuestos y las arbitrariedades de Sayco les impiden a muchos negocios tener artistas en sus escenarios. La actitud desobligante de los “directivos”, quienes se creen los dueños de la verdad, los ha llevado a maltratar a grandes compositores y hasta chantajearlos.
 
En esta lucha de dineros, el más perjudicado es el compositor. Cuando se escribe una canción debe ser registrada en una editorial, que cobra un 30 % por los recaudos. Cuando una disquera va a grabar un CD, por ejemplo, debe cancelar derechos de autor a Sayco. Luego, el del almacén cobra derechos de autor. Si una emisora pasa la música, tiene que hacer sus erogaciones por estos derechos. Lo mismo pasa con la carnicería o restaurante que reproduce la música de una estación sonora que ya pagó.
 
¿Sayco le paga a la emisora por la difusión, por la electricidad y por los gastos administrativos? No. Fuera de lo anterior, pide que le hagan planillas con las canciones. ¿Quién le paga a ese empleado?
 
En Sayco hay decenas de tramitadores, de agentes encargados de cobrar a todo el mundo por esos “derechos”. Ellos son los que se llevan el dinero y los compositores no reciben mayores regalías. 
 
Es inaudito que a una personalidad como el maestro Manuel J de la Roche, virtuoso arpista y compositor, haya sido amenazado de ser deportado a Venezuela. !!! Todo por reclamar lo que gracias a su talento le corresponde. Señores de Sayco, Manuel J de la Roche, es más colombiano que muchos de ustedes, por lo que ha aportado a nuestro folclore y su devoción por Colombia. Otro acto reprochable, fue la falta  de respeto de Ruje, hacia el compositor Antonio del Villar, desconociendo su trayectoria, en la música y la producción discográfica.
 
No más atropellos ni deshonestidad. Esto debe ser denunciado ante el ente fiscalizador que el ministro Vargas Lleras ha delegado. Una minoría de compositores no nos pueden detener. Sayco debe ser investigado hasta el más mínimo detalle. A esta entidad o la que la remplace debe llegar gente honesta, comprometida con los intereses de quienes han hecho patria con su talento.