5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En dos años la mayoría de los diarios regionales tendrá tamaño tabloide

20 de noviembre de 2011
20 de noviembre de 2011

Estas renovaciones han tenido gran aceptación por parte de las audiencias e incluso han significado una apuesta por llegar a un público mucho más joven. El próximo impreso en dar el salto será El Colombiano que para la conmemoración de sus 100 años, el 6 de febrero del próximo año, lanzará el rediseño de la publicación.

El gerente del diario antioqueño, Luis Miguel de Bedout, explicó que el paso a este nuevo formato obedece a la aceptación que mostró en varios estudios desarrollados con centrales de medios, agencias de publicidad y grupos tanto de lectores como de no lectores. "Este es un formato más cómodo para transportar, para leer en sitios como el transporte público, la mesa del comedor y la cama, etc. Es más cómodo en manejo y en lectura", indicó.

De Bedout también dijo que El Colombiano será refilado y grapado como La República, pues el grupo ha visto una tendencia muy positiva luego del cambio de imagen de esta publicación bogotana hace un año. Manifestó que el cambio de formato universal a tabloide europeo es una tendencia en la que están entrando la mayoría de impresos del país, incluidos los regionales.

En su concepto, no hay la menor duda de que los periódicos colombianos terminarán por cambiar, pues los estudios demuestran que la aceptación de dicho tamaño es muy alta, a la vez que es más amigable para los jóvenes y las mujeres. Por su parte, la directora ejecutiva de Andiarios, Nora Sanín, señaló que en muchos países del mundo ya se está viviendo ese cambio, incluso en mercados tan tradicionales como el de Inglaterra, donde se ha logrado una gran receptividad por parte del público.

"Vamos a ver cómo va evolucionando el tema en las regiones, pues estas son decisiones que dependen mucho de los estudios directos que haga cada periódico y de las posibilidades de su rotativa. Pero, yo creo que en el futuro se van a ir dando cambios de esta naturaleza", dijo Sanín, quien no duda que los impresos regionales se unan a los cambios de formato.

Por otra parte, el gerente de Vanguardia Liberal, Alejandro Galvis, explicó que en el periódico santandereano sí han considerado un cambio de formato, aunque aún no tienen certeza de hacerlo. Dijo, además, que hay una tendencia a tomar ese camino y una preferencia de la gente por ese formato, sin embargo, no cree que el tamaño universal tenga los días contados. ¿SE AFECTA LA PUBLICIDAD? Los directores y gerentes de medios consultados, coincidieron en que a la hora de decidirse por un cambio de formato una de las grandes preocupaciones es sí la publicidad se puede ver afectada.

El director de El Espectador (el primer diario nacional en cambiar de universal a tabloide europeo), Fidel Cano, explicó que ese era uno de los miedos. " Pensábamos que las agencias hacían sus avisos para el formato grande y adaptarlo a nuestro formato iba a ser un poco difícil. Sin embargo, el efecto ha sido muy pequeño y conforme vaya habiendo más periódicos en ese formato va a desaparecer el problema por completo", dijo.

"Lo otro es el precio de la publicidad por tamaño, pero yo no creo que la publicidad se vea más porque esté más grande en un formato universal sino realmente es cómo se ubica en una página, así sea en un formato más pequeño. Yo creería en un principio que el valor de la publicidad debería ser el mismo", dijo. El gerente general de La República, Juan Carlos Hernández, por su parte, señaló que cuando se estaba trabajando en el cambio de diseño del periódico, el tema de la publicidad fue uno de los que se estudió con más cuidado.

"El concepto con el que nos fuimos nos lo dijo una empresa española y es que el impacto del aviso de página es el mismo en cualquier tamaño. Sea en un tamaño universal, o tabloide, o revista, va a tener el mismo impacto en la percepción si es página, media página o un cuarto de página", explicó. No obstante, Hernández, precisó que no dejaba de ser difícil, pues las agencias de publicidad no solo funcionan entorno a la creatividad, sino que tienen visiones empresariales y no aceptarían fácilmente que ahora un aviso tenía un 33% menos de centímetros por columna.

Pero contra todo pronóstico, con el tiempo esto no ha sido un factor determinante, pues "el impreso ha ganado más en nueva pauta de lo que pudo haber perdido", concluyó. Para el presidente de Asomedios, Tulio Ángel, la publicidad está relacionada con la circulación del periódico y la aceptación que este tenga en el público, porque lo que si se trata de un formato que tiene mayor acogida, lo lógico sería que su circulación aumentara y que eso se viera reflejado en la publicidad.

En contraposición, el director de negociaciones y compras de Universal Mccann e Initiative, Andrés Bolívar, dijo que debe haber un cambio en el precio de la publicidad, pues siempre se ha trabajado con un costo de centímetro por columna, por lo que debería reducirse el valor de la pauta en cerca de 35%. A su juicio, a pesar de que los periódicos se han empecinado en decir que el impacto de la pauta es igual, ellos tienen que entender que al final del día se está pagando por un espacio en centímetros por columna, lo que quiere decir que debe haber una reducción sustancial de las tarifas.

Todo esto sin desconocer, dijo Bolívar, que este es un formato más moderno, manejable y cómodo. Finalmente, frente a la posibilidad de que el formato universal desaparezca, Cano afirmó que la comodidad y la agilidad del tamaño tabloide europeo terminarán por acabar con el tradicional en muy poco tiempo, mientras que Hernández concluyó que "si El Colombiano cambia el 6 de febrero, el próximo año cambian la mayoría de los periódicos regionales y ya no quedaría sino El Tiempo en tamaño universal. Yo sí apostaría que por lo menos en dos años todos se cambian a tabloide".

TABLOIDE ERA SINÓNIMO DE AMARILLISMO

Tradicionalmente, el formato tabloide, más el americano que el europeo, estaba relacionado con los periódicos populares y amarillistas. El director de El Espectador, Fidel Cano, indicó que la decisión de irse al tabloide europeo estaba ligada al hecho de que tenía una línea un poco más elegante que el pequeño. El directivo agregó que con la entrada de ese periódico y posteriormente de La República a dicho formato, se cambió la percepción de que el tabloide estaba necesariamente ligado a un periodismo amarillista.

Juan Carlos Hernández, gerente general de LR, estuvo de acuerdo con esta afirmación y agregó que lo que hicieron estas dos publicaciones fue abrirle el camino a los otros impresos en Colombia para que empezaran a considerar un rediseño de sus productos. Además, dijo que también influyó el hecho de que se trataba de dos periódicos serios que mostraron que no era algo difícil de ejecutar.

LAS OPINIONES NORA SANÍN DIRECTORA EJECUTIVA DE ANDIARIOS

"Son decisiones que dependen de los estudios directos de los periódicos y de las posibilidades de su rotativa, pero creo que en el futuro se darán cambios de esta naturaleza".

LUIS MIGUEL DE BEDOUT GERENTE GENERAL DE EL COLOMBIANO

"Creemos que con este formato adquieren un mayor protagonismo los avisos de media página y cuarto de página. Las publicidades van a tener un mayor impacto".

JUAN CARLOS HERNÁNDEZ GERENTE GENERAL DE LA REPÚBLICA

"Aquí el tabloide estaba muy asociado a populares y eso se pensó, pero al final el beneficio que encuentra el lector en este tamaño es mayor a los temores que había".