28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Deportes Quindío se quedó con los puntos que rasguñaba Nacional

25 de noviembre de 2011
25 de noviembre de 2011

La comisión disciplinaria de la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano, Dimayor, sostuvo que revisado el vídeo del partido Quindío 2 – Nacional 1 y examinados los distintos elementos probatorios allegados al proceso no advierte actuación irreglamentaria por parte del técnico Fernando ‘Pecoso’ Castro, ni posibles agresiones e injurias al delegado del club demandante de parte del caldense.

La demanda del cuadro verdolaga se quedó sin bases, pues argumentaba que el estratega intervino en el partido estando expulsado, algo que no fue cierto.

La comisión agregó: “Al respecto se tiene claro que en observancia de la disposición reglamentaria y estando en cumplimiento de sanción de suspensión el señor Fernando Castro Lozada se hallaba ubicado en la tribuna del estadio, toda vez que no existía prohibición expresa que limitara su acceso al escenario deportivo, como sí ha ocurrido frente a otras sanciones de miembros del cuerpo técnico impuestas en su momento por este organismo disciplinario”.
En la resolución número 047 de 2011 se acreditó que la sanción de Castro se hizo efectiva ante el hecho de no poder ejercer su función en el banco técnico en su calidad de director técnico.

Con respecto a la suspensión en la que se hallaba incurso el estratega el artículo 31 del Código Disciplinario Único dispone: “La suspensión supone la prohibición de participar en los partidos o competiciones que afecte la sanción y de situarse en las inmediaciones del terreno de juego”, agregó.

El comportamiento del manizalita referenciado en los hechos de la demanda presentada por Nacional “no encuadra dentro de las previsiones del artículo 91 inciso 4° del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol ya que dicho dispositivo ha de entenderse como referido a la actuación efectiva y al desempeño de funciones en el campo de juego por parte de un miembro del cuerpo técnico suspendido o inhabilitado”.

En la resolución se entiende por actuación de un miembro de cuerpo técnico el registro en la correspondiente planilla de juego y su participación válida aceptada por el árbitro durante el desarrollo del partido, lo cual no aparece demostrado en el caso objeto de demanda por parte de los paisas.

Además se expresa que lo anterior es aplicable en el caso de los jugadores al tenor del artículo 74 del código, que expresa: “Se entenderá que un jugador ha actuado en un partido oficial cuando el mismo haya participado como titular en el encuentro o sustituya a alguno de los jugadores.”

La Dimayor resalta que para aplicar la causal de demanda necesariamente deben concurrir como elementos inequívocos el registro en la planilla de juego y la ubicación del sujeto suspendido en el campo de juego o en el banco de suplentes del equipo.

Para finalizar se sentenció que se descarta cualquier eventual responsabilidad del Deportes Quindío en la conducta de su director técnico ya que de ninguna manera propició ni hizo actuar durante el partido a un oficial suspendido o inhabilitado.

Dado lo anterior se resolvió, 1: no acceder a las pretensiones de la Corporación Deportiva Atlético Nacional por las razones expuestas en esta providencia, y 2: contra la presente decisión procede el recurso de reposición ante esta comisión y el de apelación ante la Comisión Disciplinaria de la Dimayor, para lo cual se fijó un plazo único e improrrogable hasta las 6:00 p.m. del día 24 de noviembre de 2011.