19 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

De los paisas, los caldenses y los manizaleños

10 de noviembre de 2011
10 de noviembre de 2011

Alvaro, autor de   un excelente opúsculo, "Voces fatigadas", que rescata nuestros más usuales vocablos, sostiene  que además de los antioqueños, nosotros fuimos colonizados por caucanos y tolimenses. Nó mi querido Alvaro.Los antioqueños de  Rionegro y Marinilla y los de Sonsón y Abejorral nos invadieron por Arma y Salamina y de allí partieron para Pensilvania, Neira y Manizales, luego se fueron para el Quindío,el occidente de Caldas, se esparcieron por El Líbano, Fresno y hasta Cajamarca en el Tolima y fundaron pueblitos del Valle como Restrepo, El Cairo, El Águila, Trujillo y Darién y dejaron su impronta costumbrista y hasta  el dejo para hablar en Sevilla, Caicedonia y Cartago.Lo que pasó fué que al crearse el Departamento de Caldas como entidad administrativa, se integraron las antiguas provincias caucanas  de Marmato y Robledo y la provincia del Sur de Antioquia, adicionada después con municipios del Tolima y Chocó. De ahí que se pueda decir, con  alguna larga, que tenemos influencias tolimenses,vallunas y caucanas, hasta conformar la "mariposa verde" de Luis Carlos González. Pero en puridad nuestra colonización fué paisa, para bien o para mal.Y esto se lo dejamos a Otto Morales, Ernesto Gutiérrez,  Cardona Tobón, Ricardo de los Ríos, Luis Eduardo  Agudelo, Albeiro LLano, Luisa Fernanda Giraldo , Jorge Eliécer Zapata Bonilla y la venerable Academia de Historia de Caldas, que si saben del asunto.De ese coloniaje, de esa estirpe, es que somos los manizaleños y caldenses.Que a través del tiempo, quizás, hemos conformado nuestra propia personalidad.Por ejemplo.Hablamos más pasito que los paisas. No nos crreemos el ombligo del mundo. Somos estoicos y resignados y cuando protestamos, lo hacemos en orden y sin violencia. ¡Dios nos libre de los paisas alebrestados !. Cuando nos capan por primera vez, concluimos que a los que no los capan a la primera vez, siempre terminan capados. A los paisas los pablos escobares y los galianos, ¡cuantas veces no los han capado ! Pero ahí van. Y cuando empezó la mafia a meterse al Parque de Berrío, sí que hubo indiferencia y coqueteos de los del Club Unión.

Consecuencia: ahí tienen las  comunas . La godarria ultramontana, que también la hay en Medellín, y de qué calaña, y los falsos liberales corruptos y criminales, según Faciolince, han sido derrotados varias veces en Caldas y quienes han delinquido, están en la cárcel o al borde de estarlo. Y dentro de los uribistas (!),yepistas, barquistas y tapascos hay una mayoría de personas honestas y probas, sin antecedentes ni consecuentes,que han sido excelentes gobernadores, alcaldes, ministros, magistrados, parlamentarios, hombres y mujeres de bien, que le han dado  lustre a la región y al país.Caldas nunca ha sido una caterva de bandidos, como lo pinta el escritor antioqueño,que en ésto empieza a parecerse a su paisano Vallejo. En soltar la lengua y expresar cuanta sandez se les venga a la cabeza.Para que los aplaudan la galería y el público de sol.Y ya que empleo esta alusión taurina, Abad y la señora Mera tratan de ser peyorativos cuando hablan de que los caldenses nos disfrazamos de toreros y manolas en nuestras fiestas y dejamos a un lado el poncho y la mulera. Falso. Se vé que no han venido a la Feria- extraño en la señora Mera, quien estuvo casada con un torero- mas popular y democrática que existe en el mundo. Tanto es así, que los paisas ahorran todo el año para venir a nuestra Plaza de Toros, a las cantinas y fondas paisas, con  profusión de aguardiente antioqueño y con el típico sombrero aguadeño, que es paisa, coronando sus bullosas testas. Las boínas y la manzanilla brillan  por su ausencia en nuestra plaza y en nuestras calles. Las botas son llenas de aguardiente y el tocado español es pieza de museo.Y Abad trata de meterse con los grecolatinos.Pura ignorancia. Ojalá se leyera el libro de Octavio Jaramillo Echeverri sobre el tema, para que reconozca el aporte de los grecolatinos a la literatura y la oratoria del país.Gilberto Alzate Avendaño, Fernando Londoño Londoño, Silvio Villegas, Bernardo Arias trujillo y hoy en día, César Montoya Ocampo,le enseñarían como se emplea el adjetivo y como se construye una frase con musicalidad y ritmo, amén de la riqueza y matices de su vocabulario.  Y que si quiere leer en paisa, que abra las páginas de nuestro clásico Rafael Arango Villegas,  de Luis Donoso y Adel López Gómez.Y de columnistas actuales como José Jaramillo Mejía y Pablo Arango.Ahora. Que nos sintamos más blancos, de sangre azul, nobles,de rancio abolengo que los de nuestra propia estirpe, los antioqueños, risaraldenses y quindianos,en parte puede ser cierto. Algunos manizaleños son de dedo parado y las señoras "culifruncidas". Pero en términos generales, Manizales y Caldas son, y lo han sido, sociedades incluyentes. Si repasamos la lista de Gobernadores, un número apreciable de ellos nacieron en la provincia caldense, risaraldense y quindiana. Y atérrense. Muchos Alcaldes de Manizales, son oriundos de otros municipios.Yo llevo como timbre de orgullo, haber sido Director de La Patria.Sin ser de los Restrepo blancos. Mas bien de los Restrepo negros.Nacido en Anserma. De esos, que, lo debe saber Abad Faciolince, tenemos como tronco común  el amancebamiento de un curita Restrepo, egresado  del seminario de Popayán, con una hermana de crianza, mulata ella, pertenecientes a  la familia de uno de los fundadores de Santafé de Antioquia y de Medellín. Me eduqué con la oligarquía manizaleña en el Colegio de Nuestra Señora y en la  Universidad de Caldas. Y jamás de los jamases, sufrí discriminación por ser de provincia y por ser pobre. De los manizaleños de todas las clases no he recibido más que amistad, afecto y benevolencia.Y como yó , muchos, que pueden dar testimonio de mi aserto.Y por último, como esto va para largo, en proporción a la pequeñez de la columna de Héctor Abad en El Espectador,me quedó resonando una frase que le atribuyen a Fernando Londoño Londoño y que retrata la forma de ser nuestra:los caldenses y los manizaleños somos paisas de Antioquia, pero educados en Popayán.

AUGUTO LEON RESTREPO Y CO