5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cierre de Varta: otro golpe al empleo en Manizales

3 de noviembre de 2011
3 de noviembre de 2011

Gustavo Gómez, mecánico de mantenimiento, que no se acogió a los planes de retiro diseñados por la empresa, lamentó el cierre: “Gracias a Dios todavía tengo ánimos para seguir buscando oportunidades de trabajo. Es un golpe muy duro. Pero vamos a ver qué se hace”.

Pilas Varta funcionaba en Villamaría desde hace 36 años, como filial de la multinacional americana Spectrum Brands. En sus primeros años llegó a producir 110 millones de unidades. Pero en los últimos la producción cayó a 45 millones. Las razones de esta caída las explicó el gerente como consecuencia de los problemas de competitividad en costos, y los cambios estructurales en los mercados externos que se atendían desde Colombia y la revaluación del peso frente al dólar. El ejecutivo señaló que se hicieron esfuerzos por mantener en operación la planta.

Fernando Silva reconoció que el cierre de la factoría es una decisión dura para el mercado laboral en el departamento,  pero no tenían otra alternativa debido a que se les fueron cerrando mercados importantes como consecuencia de los costos. ”Para nosotros resulta más favorable importar los productos que comercializamos desde nuestras plantas en Brasil y Guatemala”, indicó. Agregó que el incremento de los costos fue el problema más delicado que enfrentó la empresa. Dijo igualmente que la reducción en las ventas a los mercados de Centroamérica buena parte de México, además de Argentina, Venezuela, Perú, Ecuador y Chile, hacían insostenible la operación en Colombia.

Para evitar el cierre, Pilas Varta le apostó a proyectos que mejoraran los procesos de productividad con miras a lograr una buena reducción de costos. El gerente indicó que  la empresa adquirió  nueva tecnología para algunas de sus líneas de producción, realizó cambios estructurales en sus procesos internos y buscó ser eficiente en la utilización de materias primas materias primas. Sin embargo, señaló que esto no fue suficiente para contrarrestar los efectos de los bajos precios en otros mercados. “A nosotros nos sale un 25% más barato importar nuestros productos de Brasil”, señaló en tono categórico.

Los 96 trabajadores que ayer recibieron con tristeza la noticia sobre el cierre de la empresa indicaron que los directivos les han brindado acompañamiento para enfrentar el hecho de  quedarse sin empleo. “Con nosotros han realizado talleres sobre cómo enfrentar la vida en momentos de crisis”, señaló una operaria que laboró durante 19 años en la línea de producción. Añadió que la empresa está haciendo esfuerzos para ayudarlos a ubicar en otras fábricas. Pero reconoció que la reubicación es difícil. “Nosotros sabemos que en Colombia se han perdido empleos en los últimos años”, dijo.