19 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Bono o voto?

4 de noviembre de 2011


victor zuluaga

Por Víctor Zuluaga Gómez
[email protected]Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Hace algunos años me decía un amigo que él nunca había “perdido” en unas elecciones. Esto, según me explicó, significaba que siempre votaba por quien iba a ganar. Eso fue en realidad hace muchos años, pero hoy, cuando me detengo a leer algunas propagandas políticas, me pregunto si son propagandas para algún sistema de ahorro bancario o de algunas cédulas de capitalización, puesto que si es necesario mostrar la cédula para votar, no resulta raro que se esté buscando una especie de capitalización o letra de cambio para presentar luego al candidato que resulte ganador.
Pero en la medida que he dicho que aquello de los “Partidos Políticos”, con mayúscula, es historia pasada, es perfectamente entendible que al ser reemplazados éstos por Empresas Electorales (también con mayúscula) por aquello de la seriedad con la cual manejan los depósitos que se consignan en la urnas, se ofrezca al cliente (perdón), al elector, que su depósito (voto) va a tener una buena rentabilidad.
De otra manera no es explicable que se diga, como Cambio Radical, “Respondemos por su voto”. Que podría significar que si se vota por las listas o candidatos propuestos por esa empresa, seguramente va a tener una rentabilidad asegurada. Entonces también allí podemos encontrar la explicación al fenómeno del transfuguismo, en la medida que si Cambio Radical se comprometió con la candidatura de Alberto Arias Dávila a la gobernación de Risaralda, en el momento en que unas encuestas, discutibles como todas, le daban ventaja al exgobernador Botero, de inmediato compran acciones en la nueva empresa y abandonas a Alberto Arias.
Alberto Arias, un hombre que no ha sido cuestionado por su actuar en ningún cargo público, ha dicho que continuará hasta el final, porque es bueno que el enemigo se desmonte del bus a tiempo y que tiene bien claro que es importante llegar, pero no a cualquier precio. Eso ya da garantía de honestidad y de transparencia en el ejercicio de su mandato. Por ello, ratifico mi decisión de entregar mi voto por Alberto Arias Dávila porque finalmente no estoy buscando rentabilidad alguna con mi voto, para beneficio personal. Espero que su elección se dé, para el bien del departamento y tranquilidad de los electores de que los dineros públicos serán manejados de una manea pulcra.