16 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Varios sectores productivos del Quindío se beneficiarán con el TLC

14 de octubre de 2011
14 de octubre de 2011

Es innegable que el TLC abrirá oportunidades de oro para el sector productivo del país, si se tiene en cuenta que representa un mercado potencial de más de 310 millones de habitantes y un PIB per cápita de 47 mil 400 dólares.

En concreto el Quindío podría capitalizar la coyuntura generada desde la entrada en vigencia del régimen —que se daría en el plazo de un año a partir de la fecha—, con el comercio de textiles y confecciones, que de acuerdo con el ministerio de Comercio, Industria y Turismo, hallaría oportunidades en el segmento de ropa interior femenina, confecciones para el hogar, vestidos de baño y moda en general; en la producción de calzado y artículos de cuero, para la que se consolidaron y ampliaron las preferencias existentes en el Atpdea.

Asimismo, el gobierno nacional enumeró como los productos agrícolas con mayores posibilidades de éxito en este mercado las frutas, hortalizas, lácteos, productos cárnicos y tabaco. Resaltó además que se lograron mejores condiciones de acceso para flores, azúcar y sus derivados, etanol, aceite de palma y sus derivados, preparaciones alimenticias, pastas y galletería, cacao y chocolate, panela, hierbas aromáticas, café y algodón.

Para proteger a los renglones agrícolas sensibles se establecieron mecanismos como salvaguardias automáticas, amplios plazos de desgravación, contingentes arancelarios y plazos de gracia para la agricultura colombiana.

Entre tanto en servicios la cartera nacional identificó grandes posibilidades por el desarrollo de internet, los avances en tecnología de comunicaciones y la caída en los costos del transporte internacional, factores que permitirán consolidar negocios tercerizados ‘off shore’, además de contar con acceso preferencial y sin barreras a este mercado.

De acuerdo con información suministrada por Mincomercio se prevé un crecimiento de un punto anual adicional en la economía del país y una reducción de dos puntos en la tasa de desempleo, en un periodo de cinco años, lo cual se vería reflejado en 380 mil nuevas plazas de empleo.

Cabe recordar que en 2010 el 43% de las exportaciones totales de Colombia —por un valor cercano a los 16 mil 900 millones de dólares— tuvieron como destino Estados Unidos, mientras que las importaciones colombianas superaron los 10 mil 400 millones de dólares.

Esta dinámica podría incrementar en un 40,5% el comercio binacional, “mientras que sin el acuerdo y sin las preferencias arancelarias que nos venían rigiendo desde 1991, la caída del comercio bilateral alcanzaría el 57,6%”, señaló la cartera nacional. La misma añadió, sustentada en un estudio realizado por la firma Araújo Ibarra & Asociados, que existirían 500 productos con potencial exportador.

Por otra parte, en materia de inversión, otro estudio desarrollado por la Corporación para el Desarrollo de la Investigación y la Docencia Económica, Cide, estimó un crecimiento superior al 19% en el capital extranjero que llegue al país.