24 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Robledo pide al Procurador Ordoñez investigar y sancionar al Alcalde de Manizales

28 de octubre de 2011
28 de octubre de 2011

"Manizales lleva 8 días sin acueducto. La ciudad puede estar sin agua nadie sabe cuántas semanas más", señaló Robledo, quien a través de su cuenta en twitter dijo que: "El desastre más que natural es político".

La siguiente es la declaración sobre la situación de la ciudad de Manizales y la carta enviada al procurador Alejandro Ordoñez:

Bogotá, 27 de octubre de 2011
Sobre Manizales sin agua
UN DESASTRE POLÍTICO ANTES QUE NATURAL
Jorge Enrique Robledo
Senador de la República

Cualquier análisis que se haga sobre el drama que viven los habitantes de Manizales por quedarse sin acueducto durante semanas, lleva a concluir que los llamados desastres naturales son más económicos, sociales y políticos que naturales, es decir, más producto del mal gobierno que de las fuerzas de la naturaleza.

Deslizamientos semejantes al que destruyó las tuberías de conducción de la Planta de Gallinazo habían ocurrido otras dos veces, décadas atrás, con similares consecuencias, sin que se tomaran medidas preventivas que impidieran su repetición. Y el 14 de febrero pasado, en artículo en La Patria, un conocedor del tema advirtió que la avalancha podía repetirse, sin que tampoco se tomara ninguna medida preventiva.

Además, el acueducto de la planta de Niza, que también abastece a Manizales, porque la ciudad tiene dos plantas de agua, lleva dañado más de un año, sin que la administración hubiera actuado con la responsabilidad debida para repararla.

Es evidente que en la emergencia que se vive la primera responsabilidad la tiene la administración del alcalde Juan Manuel Llano. Pero también es notorio que la negligencia viene de atrás, cuando otras alcaldías tampoco tomaron las medidas preventivas necesarias.

La falta de prevención tiene como una de sus razones principales la búsqueda de utilidades como el principal objetivo de Aguas de Manizales, propósito de ganancias que llevan a administrar el acueducto más como un negocio que como un servicio público ciudadano. Es inaudito que la planta de Niza no se hubiera reparado con la debida prontitud porque andaban buscando financiación del gobierno nacional mientras la empresa invertía en negocios en Perú.

Los manizaleños debemos estar vigilantes para que de este desastre, que tantos sufrimientos y pérdidas le significan a la ciudadanía y a la ciudad, no se utilice para promover la privatización de Aguas de Manizales, negocio tras el que ya deben de estar no pocos tiburones financieros.

Bogotá, 27 de octubre de 2011
Doctor
ALEJANDRO ORDÓÑEZ
Procurador General de la Nación
Ciudad

Ref.: El Alcalde de Manizales es responsable de que los manizaleños no tengan agua.
Atento saludo,

De manera respetuosa le solicito investigar y sancionar al alcalde de Manizales, Juan Manuel Llano, por su responsabilidad en la grave emergencia que enfrenta la ciudad debido al corte en el suministro de agua.

Desde hace una semana los manizaleños no tienen agua porque, por la negligencia de la administración local, no se pudo ejecutar el plan de contingencia previsto para este tipo de situaciones. Como es de conocimiento público, una avalancha afectó a la planta principal del acueducto de Manizales. Este hecho no debió causar un corte en el servicio de agua, pues para eso existe una planta auxiliar, la Planta Niza.

Sin embargo, desde hace ocho meses esta planta se encuentra averiada, razón por la cual la ciudad lleva una semana sin servicio de agua.
De acuerdo con los artículos 365 y 366 de la Constitución, los municipios y sus mandatarios son los responsables de la adecuada prestación de los servicios públicos. Por ende, es responsabilidad de los alcaldes garantizar el adecuado funcionamiento de la infraestructura de los sistemas de acueducto. En el caso de Manizales, la responsabilidad es aún mayor ya que el 99% de las acciones de la empresa que presta este servicio son de entidades públicas adscritas a la administración municipal.

El doctor Juan Manuel Llano debió tomar las medidas necesarias para poner en funcionamiento la planta auxiliar y evitar que una afectación de la planta principal dejara sin agua a toda la ciudad. Los ocho meses que está planta ha estado averiada es una prueba de la negligencia del mandatario local y de su responsabilidad en la crisis que enfrenta la ciudad.

Por las razones expuestas, le solicito investigar y sancionar al doctor Juan Manuel Llano por los hechos expuestos, así como tomar las medidas preventivas previstas en el Código Disciplinario.

Agradezco su atención,
Cordialmente,
Jorge Enrique Robledo
Senador