18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Risaralda marchó contra la Ley 30

13 de octubre de 2011
13 de octubre de 2011

Juan Daniel Castrillón, representante estudiantil en el Consejo Académico de la UTP, manifestó que el paro nacional continuará hasta que no se cumplan los dos objetivos que tienen los estudiantes universitarios, los cuales, según Castrillón, consisten en que el Congreso de la República tumbe la Ley 30 y una vez abolida, el Gobierno nacional abra espacios de concertación para que toda la comunidad universitaria participe en la construcción de las políticas de educación que se adecúen a lo que los estudiantes de Colombia necesitan.
 
Además señaló que las directivas de la Universidad Tecnológica de Pereira están presionando tanto a docentes como a estudiantes, para tumbar el paro universitario, mostrando según el estudiante, el interés por defender está propuesta de ley. “Esta ley pretende desaparecer las universidades públicas colombianas y llevar la educación a un estado de privatización, y el primer paso es llevarlas a un régimen mixto, acabando con las posibilidades de los jóvenes de acceder a una educación publica”, manifestó.

Por otro lado Castrillón aseguró que  los estudiantes de medicina no han logrado tener un acuerdo con el Gerente del Hospital San Jorge y que por el contrario, la problemática cada vez es más critica. "Los problemas con la propuesta de contraprestación presentada por el Hospital San Joge a la UTP siguen y la posición de nosotros como estudiantes es no aceptar una contraprestación económica por parte del hospital, por lo que seguiremos movilizándonos hasta que se llegue a un arreglo”, concluyó.

Alvaro Montañez Reyes, secretario de comunicaciones del Sindicato de Educadores de Risaralda, señaló que lo que este gremio busca con la marcha es reclamar por el derecho a la estabilidad laboral, ya que se esta viendo afectada por la aplicación de una evaluación de desempeño. Igualmente manifestó que los docentes a nivel departamental están pidiendo que se les respete el modelo de salud, debido a los intentos por parte de la Secretaría de Educación de afiliarlos a las EPS y aplicarles la Ley 100.

Del mismo modo Reyes argumentó que la vinculación a esta marcha es para respaldar el paro universitario en contra del proyecto de Reforma a la Ley 30 de 1992 que busca, según Reyes, la privatización y desfinanciación de las universidades públicas. “Con esta pelea estamos defendiendo la educación de nuestros hijos, de nuestros nietos y de todos los pobres de Colombia”.  Reyes denunció ante este medio las amenazas que se han hecho en contra de miembros del Sindicato donde se involucra a las familias, y aunque no saben de dónde vienen estas amenazas el funcionario pide que se haga la debida investigación.