28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Palabras del Presidente Santos en el Acuerdo para la Prosperidad número 51

15 de octubre de 2011
15 de octubre de 2011

El atraso se debió a que me dijeron que muchos de ustedes estaban retrasados porque los había agarrado un derrumbe por La Línea y que estaban demorados, entonces aproveché para ir con el señor Gobernador (de Risaralda, Víctor Tamayo) y con el señor Ministro del Interior (Germán Vargas) a Santa Rosa de Cabal.

Ustedes vieron ayer las escenas en televisión sobre la creciente del río que afectó a esa lindísima población. Allá fuimos a ser solidarios, a acompañar a la población, y yo quisiera destacar lo siguiente:

No hubo una sola víctima, y no hubo una sola víctima por la prevención que se hizo. El Alcalde me explicó en detalle cómo ha venido practicando con la población qué hacer en caso de un fenómeno como el que se vivió ayer (viernes) y cómo reaccionar y por dónde reaccionar.

Y eso, el haber hecho ese ejercicio, evitó muertes. O sea, no hubo una sola víctima y ustedes vieron en televisión el caudal y la fuerza con que ese río golpeó a la población.

Es un milagro que no haya habido una sola víctima, pero eso se debe a la ayuda de Dios y también a la ayuda de la disciplina que requiere este tipo de situaciones.

Por eso, a todos los alcaldes, a todos los ciudadanos les vuelvo a repetir y les seguiré repitiendo: la prevención es muy importante, no solamente en estos casos sino en materia de salud, en todo. La prevención es siempre la mejor solución y en este caso se demostró.

Allá fuimos con el señor Gobernador –que es de allá, de Santa Rosa- inclusive fuimos a darle gracias a la Virgen de La Milagrosa, y hay un santuario de la Virgen de La Milagrosa –muchos de ustedes saben que en mi familia somos devotos de la Virgen- entonces allá fuimos a darle gracias y a rezar para que ojala este invierno nos golpee tan duro como el pasado, y ojala escuche esos rezos.

Esta semana fue una semana muy importante, como todas las semanas fue muy activa, pero sucedieron cosas muy importantes para el país.

Se inició la semana con un evento realmente excepcional que organizó la Corte Constitucional. Trajo a Colombia los más eminentes constitucionalistas del mundo entero a discutir sobre el derecho constitucional: el pasado, el presente y el futuro.

Ese fue un evento realmente importante.

Allá le solicitamos a la Corte, a las cortes –porque esto tiene que ver con todas las cortes- y al país en general, al Congreso, les solicitamos la ayuda en crear una estrategia de cierre que nos saque definitivamente de los ciclos de violencia y que haga sostenible y duradera una paz en el futuro.

Hay que salir de un laberinto jurídico en que estamos en este momento enfrascados, eso por fortuna se esta comenzando a dar.

La propia Corte Constitucional le dio la bendición a la Ley 1424, que en cierta forma le da piso jurídico a la Ley de Justicia y Paz y le aclara el limbo jurídico a buena parte de los 25 mil reintegrados que en este momento estaban en un verdadero limbo hacia el futuro en materia de Ley de Justicia y Paz.

Entonces yo quiero agradecerle a la Corte. Este es un paso importantísimo, ese fallo que dio esta semana, el jueves de esta semana, porque eso aclara muchísimo la situación de estos desmovilizados.

Visitamos y fuimos a darle ánimo a nuestra Selección (de Fútbol), de ahí salieron para Bolivia y ustedes vieron que comenzamos ese periplo hacia Brasil con pie derecho, es decir pa’lante.

Tenemos que mantener ese entusiasmo, rodear a nuestra Selección, rodear a nuestros deportistas es algo que para el país significa mucho. Esos son símbolos de unidad, símbolos de unidad nacional donde la gente puede realmente compartir momentos agradables, a veces alegres, a veces tristes, porque cuando nos meten goles pues siempre es triste, pero es importante que el país se entusiasme con sus representantes en las competencias deportivas a nivel mundial.

Estamos en este momento participando en los Juegos Panamericanos. Allá les dimos una gran ayuda para que pudieran participar más deportistas colombianos y ojala hagan un buen desempeño. Eso es parte de nuestra educación, el deporte es parte de nuestra educación y por eso es tan importante promocionarlo.

Tuvimos un desayuno con la Comisión Primera de la Cámara de Representantes.

Ahí también definimos algo que tiene que ver con el primer punto que les mencioné: el proyecto de acto legislativo que en cierta forma le da un carácter constitucional a la justicia transicional, y que también, sumado al fallo de la Corte Constitucional, le da un piso jurídico a toda la Ley de Justicia y Paz, a todo el proyecto de reintegración que estamos haciendo y que ya es hoy un ejemplo para el mundo entero.

Hubo una delegación aquí de iraquíes, eran zuris, chiitas, kurdos. Llegaron a que nosotros les dijéramos cómo es que hacemos para que la gente que estaba en armas se reintegrara a la sociedad. Y vinieron porque ya en el mundo entero están señalando a Colombia como un ejemplo.

Cuando fui a Naciones Unidas el Presidente de Sri Lanka me pidió cita para lo mismo, a ver si le ayudábamos a ver cómo los tamiles, que era la guerrilla, cómo hacían para que se reintegraran a la sociedad.

Pero todo eso requiere un marco jurídico claro, estable, que dé confianza, y ese proyecto de Acto Legislativo es parte fundamental de ese proceso.

Vino a Colombia el martes por la mañana, después de ese desayuno, el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, vino con su Canciller, su Ministro de Relaciones Exteriores, vino con una gran delegación.

Y vinieron los palestinos –como me lo expresaron y como lo había expresado el Embajador en una entrevista dos días antes de esa visita- no a que nosotros cambiáramos nuestra posición. Ellos entendían perfectamente cuál es nuestra posición frente a Palestina, es una posición que hemos mantenido desde el año 1947, es una posición de principios, práctica y además clara, diáfana: nosotros apoyamos el derecho de los palestinos a tener un Estado, apoyamos la causa palestina, hemos votado no se cuántas veces en Naciones Unidas a favor de los palestinos, pero creemos que la Constitución del Estado palestino debe ser producto de un acuerdo para que puedan vivir en paz con Israel.

Ellos dijeron que ellos entendían perfectamente y que aceptaban, que ellos venían era a pedirnos que Colombia mediara precisamente en ese conflicto entre los palestinos y los israelitas.

Era algo un poco sorprendente.

¿Pero por qué Colombia?

Y nos dijeron: ‘Mire, primero, ustedes están jugando un papel importante en el Consejo de Seguridad; segundo, Colombia tiene unas relaciones muy especiales con Israel’. Y las tenemos. Me dijeron: ‘Usted, Presidente Santos, tiene además una relación de vieja data muy especial con la comunidad judía’. La tengo, admiro a la comunidad judía, admiro a los judíos en general lo que han sufrido a través de la historia.

(Me dijeron) ‘Ustedes tiene una tradición diplomática de mediación e intervinieron en el Consejo de Seguridad pidiendo que se le diera más importancia a la diplomacia preventiva, a la mediación, para no tener que aprobar resoluciones en el Consejo de Seguridad cuando ya el conflicto está a todo vapor, cuando ya el conflicto está en acción y hay que ir es a apagar el incendio’.

Para que no se incendie –dijimos allá en ese Consejo de Seguridad- es mejor que las Naciones Unidas le de más importancia a la diplomacia preventiva.

(Dijeron) ‘Venimos a pedirle a usted, Presidente, a su Gobierno, que nos ayude a mediar’.

Les dijimos que por supuesto, que si podíamos en alguna forma ayudar, ayudaríamos.

Y me comuniqué después –ya me había comunicado en un par de ocasiones- con el Primer Ministro de Israel, me comunique también con una persona a quien yo conozco mucho que tiene mucho peso dentro del Gobierno de Israel, que es el Ministro de Defensa (Ehud) Barack, la Canciller (María Ángela Holguín) continuó en comunicación con los palestinos y ahí vamos.

Esta es una labor que tiene que hacerse de forma discreta, con paciencia, sin generar muchas expectativas, pero vamos a contribuir en lo que esté a nuestro alcance. Si funciona, perfecto, si no funciona podemos decir que hicimos nuestra tarea.

Pero es importante ese hecho que sucedió esta semana aquí en nuestro país con el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina.

Tuvimos una reunión con toda la Junta Directiva –que vino por primera vez a sesionar a Colombia- de Human Rights Watch, la ONG de derechos humanos.

Ustedes saben que Human Rights Watch ha sido muy crítica de Colombia en los últimos años, y me dio mucha satisfacción no solamente que hayan venido a sesionar a Colombia sino que después de conversar con mucha gente, de ver con sus propios ojos, que hayan reconocido que aquí ha habido un avance importante en materia de protección de los derechos humanos.

Es un paso muy importante para Colombia en su lucha por posicionarse a nivel mundial como una democracia legítima, dinámica, actuante, efectiva.

El propio Director Ejecutivo para las Américas (José Miguel Vivanco) dio una declaración bastante positiva y creo que eso es algo que hay que resaltar.

Fuimos a la Sierra Nevada el 12 de octubre, Día de la Raza, nos reunimos con los gobernadores de las cuatro comunidades indígenas, con representantes de todas esas comunidades indígenas en seguimiento al diálogo que hemos abierto, permanente, de ir satisfaciendo las aspiraciones y necesidades de las comunidades indígenas.

Les entregamos ya los títulos de la ampliación del resguardo, cerca de 28 mil casi 29 mil hectáreas; recibimos una serie de solicitudes adicionales, las vamos a estudiar y en la medida en que podamos ir mejorando y fortaleciendo ese diálogo con las comunidades indígenas, con las comunidades afrocolombianas, es algo que a todo el mundo le sirve. Le sirve al Gobierno, le sirve al país y les sirve, por supuesto, a las comunidades.

Hay una frase que quiero resaltar nuevamente que dijo uno de los gobernadores, cuando dijo: ‘Nosotros estamos de acuerdo con su política de buscar la prosperidad para todos’, pero dijo algo que me dejó pensando y que es una frase que tiene un gran contenido filosófico. Me dijo: ‘Pero hay que entender que cada uno tiene su propia definición sobre lo que es prosperidad: para unos es acumular riqueza, para unos es acumular bienes, para otros como nosotros –dijo el Gobernador- la prosperidad es simplemente que nos permitan mantener nuestra cultura y nuestra forma de vida’.

Eso me dejó pensando y creo que es una frase con un gran contenido filosófico.

Tuvimos las marchas estudiantiles. Afortunadamente transcurrieron en relativa paz, no hubo violencia con excepción de algunos hechos concretos. Lamentamos mucho la muerte de este joven en Cali. No era en ese momento estudiante, eso lo tenemos establecido, y no fue una muerte ocasionada por la Fuerza Pública, fue una muerte ocasionada porque aparentemente tenía en su morral una de esas papas bomba que explotó. Lamentamos mucho la muerte porque eso no ha debido suceder.

Y nuevamente lo que quiero dejar muy claro es: el Gobierno ha estado desde el primer momento muy interesado en que los estudiantes, todos, participen en la discusión sobre esa ley.

La Ministra (de Educación, María Fernanda Campo) ha tenido 28 foros, que nos los hace en los hoteles ni en los centros de convenciones, los hace en las universidades, para que los estudiantes puedan expresarse sobre la forma.

O sea que esa acusación que oí de algunos de los voceros de esas marchas estudiantiles ‘que es que el Gobierno no nos ha querido escuchar’, no es cierta. El Gobierno ha estado siempre con la puerta abierta para que todos los voceros de los estudiantes puedan expresar sus opiniones.

Yo repito algo que dije esta semana:

Yo me he puesto en el oficio de ponerme en los zapatos de los diferentes actores, para ver dónde podría encontrarle a esta reforma algo por lo cual yo debería salir a protestar.

Me puse en los zapatos de los profesores, me puse en los zapatos de los rectores, hice el mismo examen poniéndome en los zapatos de los padres de familia y de los propios estudiantes, y con esas diferentes ópticas analice bien la reforma con la Ministra (de Educación, María Fernanda Campo) artículo por artículo, y yo les confieso que no encontré ninguna razón para salir a protestar.

Una reforma que lo único que hace es dar más dinero para educación superior, abrir más cupos para que más estudiantes puedan acceder a la educación superior, mejorar la calidad de esa educación superior, respetar la autonomía de las universidades públicas.

Todo es positivo, yo realmente no encontré nada que fuera motivo de salir a protestar e invocar un paro permanente que, ¡ojo!, la inmensa mayoría de los estudiantes no quiere eso.

La votación que se hizo en la Universidad de Antioquia, el 95 por ciento de los estudiantes dijeron: ‘Nosotros queremos seguir estudiando, no queremos entrar en paro porque vamos a ser nosotros los perjudicados porque nos quedamos sin clase’.

Entonces nuevamente yo hago un llamado a la reflexión. Por supuesto que es de la esencia de la educación superior salir a protestar, yo lo hice cuando era universitario, pero cuando tenía razones, cuando tenía argumentos, cuando tenía una causa.

Protestas sin causa, protestas sin argumentos eso realmente no vale la pena.

Entonces quería dejar eso claro frente a lo que sucedió esta semana.

Hicimos una presentación muy importante de una serie de leyes con el Ministerio de la Cultura.

Le vamos a dar a dar una serie de beneficios tributarios a los espectáculos públicos, vamos a incentivar la construcción –señores alcaldes- de establecimientos públicos, establecimientos para hacer espectáculos, con unos estímulos tributarios importantes, vamos a eliminar una serie de impuestos para que haya más cultura, más espectáculos.

Presentamos una ley de cine. Queremos convertir a Colombia en uno de los países más atractivos para que vengan los grandes directores a filmar sus películas aquí a Colombia.

Es un país privilegiado en materia de sitios para filmar películas, de locaciones: está uno aquí en Pereira y ve este patrimonio de la humanidad que es el ambiente cafetero, y en media hora puede estar en la Sierra Nevada o en una hora puede estar en la selva.

Esto es un paraíso para cualquier director de cine.

Eso trae mucho talento, le da al país un gran prestigio, genera mucho empleo y además aprovecha talento colombiano, porque el talento colombiano ya es cotizado. Somos –tal vez- uno de los países más cotizados en materia de novelas, novelas que se hacen en Colombia.

O sea que ya hay una materia prima y queremos convertirnos en un paraíso para los directores de cine, y pusimos en marcha una serie de incentivos tributarios también y de compensaciones, que nos ponen a la altura de los dos países más competitivos en este momento, que son Hungría y Puerto Rico, inclusive a la par para atraer a esos directores de cine y a esos estudios de cine para que vengan a Colombia a realizar sus películas aquí.

También hicimos, presentamos unos proyectos de ley muy importantes en cuanto a nuestro patrimonio cultural sumergido. Cómo se debe repartir, el tipo de contratos que hay que establecer. Porque ahí siempre ha habido como una confusión, estamos con muchos pleitos, eso hay que aclararlo de una vez y por todas y le vamos a pedir al Congreso que nos ayude a aprobar esas leyes.

La noticia tal vez más importante de esta semana fue la aprobación por parte del Congreso norteamericano del Tratado de Libre Comercio. Es sin duda alguna el tratado comercial y económico más importante de nuestra historia, nos abre el mercado más importante del mundo, 300 millones de consumidores, para que los productores colombianos lo podamos aprovechar.

Es un tratado que le da estabilidad a las reglas de juego y va a traer muchísima inversión, que se traduce en empleos y que se traduce en más instrumentos para luchar contra la pobreza, más facilidades para luchar contra la pobreza.

Es un tratado que si lo aprovechamos bien significa para nosotros una oportunidad como nunca la habíamos tenido en nuestra historia.

Y tenemos que aprovecharla bien y nos vamos a organizar con los gremios, con los trabajadores, con todos los agentes del sector productivo para aprovechar bien ese tratado.

Es una oportunidad única para la mediana y la pequeña empresa de tener el mercado totalmente abierto más importante del mundo: 300 millones de consumidores.

Y les voy a decir simplemente, para no ahondar mucho sobre este tratado, simplemente la primera consecuencia positiva:

El jueves por la noche los señores directivos de la empresa colombiana Fanalca me dijeron: ‘Nike, la famosa empresa que produce elementos deportivos, estaba esperando esa aprobación y ya me llegó la orden para producir material por 100 millones de dólares adicionales, ya está la orden aquí, y eso quiere decir que en Cali vamos a generar mil empleos y en Pereira, -aquí en Pereira, Alcalde- vamos a generar otros mil empleos. Dos mil empleos automáticamente.

Me decía el doctor Luis Carlos Villegas (Presidente de la Andi) ayer, que ya está en todas partes llegando algo similar.

La gente estaba esperando simplemente que se firmara, que se aprobara ese tratado para volcarse sobre Colombia. Esto si lo aprovechamos bien va a ser de un tremendo beneficio para nuestro desarrollo, para nuestro empleo, que ustedes saben que es uno de mis objetivos fundamentales, la generación de empleo y empleo bien remunerado, empleo formal.

De manera que ese es un hecho de esta semana que es trascendental para el futuro de nuestra economía y de nuestro desarrollo.

Estuvimos ayer en Armenia en una serie de eventos, un evento muy lindo de la comunidad cristiana, en donde trajeron a un profesor muy conocido, Alberto Mottesi, que está queriendo darle a América Latina como un nuevo aire en materia de desarrollo, de principios, de valores.

Fuimos después a un evento lindísimo al Parque del Café con los beneficiarios del programa Resa. El programa Resa, como algunos de ustedes saben, es el programa que busca la seguridad alimentaria y que busca que las familias más pobres tengan la posibilidad por lo menos de no pasar hambre.

Ese programa ya ha beneficiado a cerca de 900 mil familias, y lo lindo de ese programa –y ahí vimos los ejemplos- es que les está enseñando a las familias a producir su propia comida, inclusive dentro de la propia casa crear unos mini huertos como hacen en Japón, y no solamente les están enseñando a producir, sino les están enseñando a cocinar mejor y les están enseñando a los niños a comer mejor. Eso es muy importante.

Hablábamos de la prevención.

Hay una estadística que es bien paradójica en Colombia. Somos uno de los países con uno de los índices más altos de pobreza: 44 por ciento, pero nuestros niños, la mitad prácticamente, tiene tendencia a la obesidad.

Y uno dice: ‘Pero aquí como que no concuerda ¿Si están tan pobres por qué están obesos?’.

Porque comen mal, porque se alimentan mal, y un niño que se alimenta mal, que desde pequeño comienza a comer mal, sigue comiendo mal toda la vida. Y si uno come mal se enferma mucho más rápido, y eso le cuesta al sistema de salud.

Por eso la prevención, la política de salud –que es donde yo creo que más hemos fracasado- la política de salud colombiana –Javier Parga, usted que sabe de salud- donde más hemos fracasado es en la prevención, que es mucho más barata.

Pero este programa Resa tienen ese elemento: enseñarle a los niños desde chiquitos a comer verduras, a comer frutas y a producirlas y a cocinarlas bien, a sacarles gustos. Y es un programa que vamos a darle mucho empuje.

Luego asistimos a los 20 años del diario La Crónica. Ahí dijimos que para nosotros la libertad de prensa es sagrada.

La libertad de expresión es muy importante en cualquier democracia. Yo vengo de ese mundo del periodismo, sé que para los gobernantes –lo he sufrido- es incomoda la libertad de prensa porque lo critican a uno. Gobernador, Alcalde, ustedes lo deben sufrir todos los días, Ministro Germán Vargas, la prensa lo ataca a uno, pero eso es como el baño de agua fría por la mañana que lo despierta a uno y le indica que ojo, que hay cosas que pueden no estar marchando bien.

Eso es muy necesario, por eso me parece que como precedente, estoy en desacuerdo –y ayer lo expresé- con la decisión de un juez en Fusagasuga de condenar a 20 meses de prisión a un periodista por una opinión, por una editorial criticando a alguien por algo.

Penalizar la crítica me parece mal, estoy en contra de eso, estoy a favor de la responsabilidad de los periodistas que tienen que actuar con responsabilidad. Al fin y al cabo los llaman el cuarto poder y tienen que actuar con responsabilidad, pero para una democracia no es sano comenzar a penalizar la crítica. Yo estoy en contra de eso y ayer lo hice explícito.

Y finalmente vinimos aquí a Pereira, lanzamos el Plan Cuadrantes de seguridad, lo relanzamos porque aquí está marchando con mucha efectividad.

Hicimos un repaso de la seguridad aquí en Pereira y la verdad es que ha sido la ciudad –yo tengo que felicitarlo, Alcalde- ha sido la ciudad donde ha mejorado más la seguridad, sobre todo en materia de homicidios, de todo el país.

Les voy a dar unas cifras: en materia de homicidios Pereira bajó de 306 homicidios entre el 1° de enero y el 12 de octubre, a 214, 92 homicidios menos, 30 por ciento de un año a otro, eso es muy importante.

Eso se debió a una labor conjunta, coordinada, Alcaldía, Policía y las propias comunidades. El Gobernador siempre ha estado apoyando también ese plan. O sea sí se puede, como se está pudiendo en Bogotá y en Medellín donde ya la percepción de inseguridad está cambiando.

Y en otras sociedades también estamos por buen camino. Los indicadores en materia de inseguridad en todo Risaralda también han mejorado, 16 por ciento en materia de homicidios en toda Risaralda.

Y en el país siguen también –afortunadamente- por buen camino. Todas las cifras están mejorando, la única excepción es la cifra de actos terroristas. Como nosotros definimos actos terroristas esas granadas que botan los terroristas para crear caos y generar el terror, por eso se llama terrorismo, que eso es lo más fácil y lo más cobarde. Ese tipo de acto sí se ha aumentado frente al número que teníamos a estas alturas el año anterior. Pero en términos generales seguimos por buen camino.

Y finalmente la frustración de la Cruz Roja, del Gobierno y del país con la posible liberación de esta niña que fue secuestrada en Arauca, la hija del Alcalde de Fortul.

Ella supuestamente iba a ser liberada el día de ayer, la Cruz Roja nos pidió que si podíamos cesar operaciones en un lugar específico de Arauca. Lo hicimos, dimos las horas que la Cruz Roja nos pidió, de 9:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, e incumplieron esos bandidos.

Yo espero que esta niña que tiene un nombre muy bonito: Valentina, pueda ser liberada lo más pronto posible, y yo sigo guardando altas esperanzas y espero que podamos darle una buena noticia al país prontamente.

Pero también mostrar mi desagrado por ese engaño de estos bandidos que hacen todo para que supuestamente se libere esta niña y salieron con nada, salieron con un engaño.

Seguiremos insistiendo, seguiremos buscando la forma para que Valentina vuelva al seno de su hogar lo más pronto posible.

De manera que con eso vamos a lo que vinimos, a este Acuerdo para la Prosperidad número 51.

Agradecerle una vez más a todos los que han visto trabajando en estos Acuerdos para la Prosperidad.

Estos Acuerdos tienen un trabajo muy intenso previo, en los temas, como se escogen, como se discuten, y se traen a la mesa cuando ya están bastante maduros.

Mucha más gente participa en los días previos en las diferentes mesas temáticas y aquí llegamos prácticamente es a ratificar los acuerdos, y después hay una labor muy importante de seguimiento, a cada Acuerdo se le hace seguimiento: cuánto ha cumplido, cuándo no ha cumplido.

Yo quisiera que más tarde el doctor Miguel Peñaloza (Consejero Presidencial para las Regiones) nos diera un informe de cómo van los Acuerdos, y que el señor Gerente del Fondo de Calamidades nos dé un informe a los alcaldes y al país sobre cómo va la ejecución de los proyectos de Colombia Humanitaria, y que el señor Director del Ideam nos diga qué nos espera en estos próximos meses en materia de lluvias, para estar preparados, acuérdense la prevención.

Antes de darle la palabra al Ministro del Interior para que también nos cuente –él estuvo aquí desde ayer, visitando diferentes municipios en una labor que también tiene que ver con la seguridad- lo que está haciendo el Gobierno en materia de inversiones en tecnología, es algo realmente importante.

Ahora el Ministro nos hablará brevemente de qué se trata y luego pasaremos entonces al tema de este Acuerdo, que es el tema con nuestros queridos alcaldes para ver cómo seguimos trabajando juntos.

Ustedes saben que para mí el gobierno local es –el doctor Gilberto Toro lo conoce desde hace mucho tiempo- son parte esencial del Buen Gobierno.

Yo creé la Fundación Buen Gobierno, dedicada exclusivamente al Buen Gobierno de las entidades territoriales: como si uno mejora la calidad de las políticas públicas y la ejecución de los presupuestos, la calidad de los contratos a nivel local, el impacto en el desarrollo del país es muy importante.

Por eso le doy tanta importancia a este Acuerdo, aunque con los alcaldes –como lo dice Miguel Peñaloza- estamos en permanente Acuerdo para la Prosperidad, hay un diálogo permanente con muchos de ustedes, con la mayoría de ustedes, eso es parte de su responsabilidad y parte de mí responsabilidad.

Luego aquí vamos a concretar algunos de esos puntos específicos.

Doctos Germán (Vargas) si quiere usted cuéntele al país y al los alcaldes lo que se está haciendo en esa materia de seguridad aquí en el Eje Cafetero y luego le damos la palabra a quienes van a hacer uso de la palabra para iniciar el Acuerdo.

Muchas gracias”.