20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La cuna que meció al poeta

30 de octubre de 2011

Según el informe de la Registraduría Nacional del Estado Civil, el vate se ceduló el 27 de octubre de 1955, y contaba 43 años en el momento de su muerte trágica, ocurrida en vía pública, durante el terremoto del 30 de julio de 1962 que estremeció a Manizales a las 3:15 de la tarde.

La sacudida sísmica sorprendió al cantor de la Feria cuando acababa de salir de la Librería  “Atalaya”, de don Jorge Escobar Betancur, situada en la calle 20 entre carreras 22 y 23.  Unos enormes trozos de una pared que se desprendieron de un edificio segaron la vida del compositor de los magistrales versos dedicados a la ciudad de corazón abierto y generoso.

Tan pronto se filtró la primicia de Rico Salazar, que despeja toda duda sobre el lugar de nacimiento de González Ospina, el historiador por excelencia de Santa Ana de los Caballeros, Carlos Arturo Ospina, declaró que “de todas maneras, Belén de Umbría –antes de que fuera municipio– era un caserío de Anserma”.

El abogado, periodista y poeta ansermeño Augusto León Restrepo Ramírez, líder del equipo, se despachó así con este torrente de información que nos sigue acercando a la biografía completa que anhelamos:

“Apreciados Jaime y Orlando: A Guillermo González lo llevaron de días a Anserma y allí se crió. Don Ramón, su padre tuvo  dos vástagos más. (Un hijo, que fue sastre,  y una hija). El papá fue funcionario público y alcalde de varios municipios, entre ellos de Belén de Umbría, según aporte del ex gobernador Oscar Salazar Chaves.  Parece que Guillermo siempre dijo que era de Anserma. Y nosotros los ansermeños creo que lo hemos considerado nuestro paisano. No sé si los "betlemitas" o "belemitas " de Umbría estarán interesados en reivindicar su  llegada a este mundo”.

El ex director del Periódico de Casa se hace lenguas al abordar el origen geográfico de personas que se han vuelto personajes, de alguna u otra manera, tema que siempre genera discusiones: “Ejemplos en la parroquia: el Maestro Ovidio Rincón, cumbre del periodismo, nació en Anserma, pero él y los risaraldenses lo han reconocido como hijo de Risaralda, Caldas. Al contrario. Mario Vásquez Posada, autor de un bello libro de poesía social," A las seis A. M. empieza la noche",  nació en Risaralda pero se sentía orgulloso al decir que era de Santa Ana de los Caballeros. De nuestro amigo, el ex ministro  Jorge Mario Eastman,  algunos ansermeños dicen tener su partida de nacimiento en la que certifican que es originario de  Anserma. Yo no la he visto. Quedaron de traérmela. Pero siempre se ha declarado pereirano para honra de la Perla del Otún. Luz Marina Zuluaga, nació en Pereira. Pero al que diga que no es manizaleña, le echan a rodar por una falda. Por último, nunca supimos de donde era Uriel Herrera, "Fray Gerardo”, quien me asistió en LA PATRIA con sus escritos y editoriales políticos y quien dirigió a "Sibarca", el “cadapuedario” del sindicato de bares y cantinas de Manizales y colaboró con Ricaurte López Serna en "La contienda", mensuario del político de Aranzazu, que sus enemigos llamaban "La Trastienda".

La apostilla: La periodista manizaleña María Teresa Peñalosa, la cuota femenina del grupo que le apuesta con vivo entusiasmo al esfuerzo que apunta a estructurar la gran biografía que se merece Guillermo Gonzalez Ospina, se consiguió el único retrato conocido, hasta ahora, del cantor de las ferias, de  los salmos y de algunos bambucos.