5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Golpe al corazón del Partido Comunista clandestino de las FARC

4 de octubre de 2011
4 de octubre de 2011

 

Golpe al corazón del Partido Comunista Clandestino de las FARC

Se trata de la captura de diez integrantes del anillo inmediato de Facundo Molares, alias “Camilo El Argentino”, ciudadano oriundo del Cono Sur, y quien ingresó al país en el año 2002 de la mano de “Javier Calderón”, entonces cabecilla de la Comisión Internacional de la organización narcoterrorista, y quien fue capturado por unidades especializadas de la Policía el 6 de Agosto de 2008 en la capital de la República.

Actualmente “Camilo” es hombre de confianza de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “El Paisa”, y se encarga del manejo de la logística, adoctrinamiento, así como de la penetración de masas por parte de la Columna Móvil Teófilo Forero, responsable de las acciones terroristas de mayor impacto de los últimos años en el país.

Durante la Operación “Alejandría”, realizada en Neiva y Algeciras (Huila), y Florencia y Puerto Rico (Caquetá), se efectuaron nueve allanamientos que culminaron con la detención de cinco profesionales, dos estudiantes, dos activistas de derechos humanos y la compañera sentimental de alias “Camilo El Argentino”.

Durante las diligencias, que además permitieron la incautación de 11 computadores, cinco memorias USB y abundante documentación de interés para la inteligencia policial, fueron capturados Omar Marín, alias “El Mono”, mano derecha del mencionado cabecilla y coordinador ejecutivo regional de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Carlos Alberto Lugo, alias “El Loco”, líder del PC3 en varias universidades y vinculado durante 14 años como estudiante a un centro de educación superior en la ciudad de Neiva, así como Leidy Paola Soto Tamayo, alias “Paola”, estudiante de literatura y compañera sentimental de “Camilo El Argentino”.

Los capturados, quienes esta mañana en audiencia ante un juez de la República serán imputados por los delitos de financiamiento al terrorismo, administración de recursos relacionados con actividades terroristas, concierto para delinquir agravado y rebelión, estarían directamente vinculados con acciones como la infiltración en la protesta social en Bogotá, Barrancabermeja, Valle y Bucaramanga, al igual que a través de situaciones como el secuestro y posterior liberación del concejal de Garzón (Huila), Armando Acuña, cuya entrega se produjo el 11 de febrero del presente año.