28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde la Perla del Otún

31 de octubre de 2011
31 de octubre de 2011

 

carlos alberto boterojuan manuel
Carlos Alberto Botero y Juan Manuel Arango

El cuarto es Diego Ramos en Dosquebradas, apoyado por la actual alcaldesa. El GIEM ha acertado en las últimas elecciones, incluidas las del Congreso cuando anticipó que el conservatismo alcanzaría dos de las cuatro curules para la Cámara de Representantes.

Vuelven los resultados. En su pasado mandato en Risaralda, Carlos Botero hizo honor a su lema: Gobernación con Resultados. En efecto, el mandatario dejó una honda huella de su forma de gobernar, muy cercana a la comunidad, de su gestión y de su afán por ejecutar otras en todos los rincones. Incluso, el Gobernador trasladaba su despacho y todo su gabinete durante tres o cuatro días en los municipios, en donde dormía y compartía con todos sus habitantes. Eso le granjeó el reconocimiento y la confianza de los ciudadanos. Por ello, a un día de las elecciones, Botero le lleva cerca de 21 puntos porcentuales a su más inmediato seguidor en la competencia por la Gobernación de Risaralda.

Mentiras tuyas. A propósito, el candidato conservador a la Gobernación, Sigifredo Salazar, fue pillado en una mentira monumental, muy propia de la campaña electoral. A los cuatro vientos afirmó que su voto para la Alcaldía de Pereira iba a ser por Juan Manuel Arango e incluso se puso una camiseta con esa leyenda. Pero la verdad es que Salazar no podrá cumplir su promesa porque su cédula está inscrita en Dosquebradas y deberá votar en el puesto del colegio Salesiano mesa número 15.

Gabinetología.  Una vez concluidas las elecciones, la semana entrante la campaña política será reemplazada por la gabinetología. Todo se irá en cábalas acerca de quienes acompañarán a los nuevos mandatarios en el inicio de sus periodos de gobierno desde el 1º de enero. Por ahora, ninguno ha soltado prenda al respecto, salvo el candidato a la Alcaldía de Pereira, Enrique Vásquez, quien dijo que le gustan nombres del sector privado y los gremios, como Mauricio Cardona y Eric Duport.

Siguen las inundaciones.
Siguen los líos para los habitantes de La Virginia que ocupan zonas que año tras años se inundan en las temporadas de lluvias. Y lo peor es que parece que el lote de terreno que compraron para reubicarlas, llamado La Milagrosa, no es apto para este tipo de construcciones, según lo señala un documento de Findeter que está circulando por los despachos oficiales. Esas soluciones las prometió el gobernador Víctor Manuel Tamayo desde el inicio de su mandato y hasta ahora nada. En vivienda, al igual que en vías, en obras y en infraestructura, Tamayo se rajó.

¿1.800 kilómetros?. En varios periódicos y revistas, el Gobernador Víctor Manuel Tamayo publicó avisos pagados en los cuales decía que en su mandato había pavimentado 1.800 kilómetros de vías, que equivale a decir seis veces la distancia entre Pereira y Bogotá. Alguien le hizo caer al Gobernador sobre esta monumental mentira, la cual fue reemplazada por avisos que decía que atendió, no pavimentó, 1.800 kilómetros, cosa que tampoco nadie cree dado el crítico y lamentable estado de las vías a cargo del departamento, en especial en los municipios.