28 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Califican la póliza del café como ejemplo

11 de octubre de 2011
11 de octubre de 2011

El funcionario del orden nacional se mostró gratamente sorprendido, y dejó en claro que este primer ejercicio en el cultivo en el territorio nacional debe ser replicado en otras regiones. En este sentido, llegó al punto de solicitarle a los miembros del Comité Departamental de Cafeteros del Quindío que dieran a conocer esta experiencia en el próximo Congreso Nacional Cafetero, en su calidad de participantes del máximo encuentro nacional del gremio. “Una de las políticas centrales del actual gobierno es llevar ese gran amparo, el del seguro agropecuario, a todos los agricultores colombianos”, subrayó el ministro.

El tema de la póliza ha sido tradicionalmente evadido por el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, quien en entrevista con este medio de comunicación el 26 de octubre de 2010, reveló su posición. Ante la posibilidad de adoptar un esquema de aseguramiento similar al adoptado en el Quindío explicó que, pese a haber examinado el tema con varias compañías “no se ha logrado un acuerdo en términos del costo-beneficio relacionado con la prima, que resulten en unas pólizas prudentes y razonables para los productores”.

Cabe recordar que en el ente territorial la cobertura fue tomada aprovechando la póliza colectiva del seguro agropecuario que promueve el ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y que para este efecto lanzó al mercado la compañía Mapfre, en un piloto en el que el Quindío es pionero y con el que se beneficiarán inicialmente 500 hectáreas de pequeños productores con menos de cinco hectáreas.

En su intervención, el gerente nacional de seguros agroindustriales de la compañía aseguradora, Pedro David González Castaño, explicó que el instrumento “garantiza la pérdida de producción derivada de eventos climáticos. Se puede cubrir la muerte de la planta, ya sea por avalanchas o deslizamientos pero, adicionalmente, se puede garantizar la pérdida de producción por lluvia, granizo y sequía”.

El otro gran factor a tener en cuenta es que a partir del 1 de enero de 2012 todos los créditos para cultivos de ciclo corto y los de café tendrán que estar asegurados. Si la póliza es colectiva el gobierno cubrirá el 60% y el productor el 40% restante, reiteró el ministerio.