15 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Barrendero de la Catedral alimenta de su salario a 120 indigentes de Pereira

29 de octubre de 2011
29 de octubre de 2011

“Esto la hago porque conozco lo difícil que es vivir en la calle, y que pasen las horas y no tengas un bocado de comida con qué alimentarte”, comenta, Luis Carlos, actualmente encargado de las labores de aseo y mantenimiento de la Catedral.
‘Papá’, como es llamado por los indigentes, realiza hace más de una década esta labor, luego de haber perdido a su esposa e hijos a los 56  años, debido a problemas familiares, lo que lo llevó a deambular por las calles de Pereira durante casi una semana, donde aprendió según él a  valorar más la vida. El mercado que lleva le cuesta 95 mil pesos, dinero que dispone del salario mínimo devengado en su trabajo, sumando algunas  donaciones que recibe por parte de feligreses que conocen su obra.
Este antiguo trapecista de circo, cada domingo en la tarde llega a la Plaza y con ollas en mano organiza en fila a los indigentes. “Quiero mucho a papá, pues me da de comer y no me trata como si fuera algo extraño”, expresa uno de los indigentes.