25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Autoridades de salud de Caldas pendientes de la situación en Manizales

24 de octubre de 2011
24 de octubre de 2011

POR LA ALERTA ROJA EN MANIZALES Y OLA INVERNAL PREVENGA LAS EPIDEMIAS O PRESENCIA DE  ENFERMEDADES

Por el Colapso de los sistemas de abastecimiento de agua potable en Manizales, se ha privado del suministro del vital líquido a la comunidad. Ante la situación expuesta  seguidamente se relacionan algunos aspectos que deben ser tenidos en cuenta por parte de los manizaleños y comunidad al no disponer de agua potable, es necesario aplicar las siguientes recomendaciones:

CUANDO NO DISPONGA DE AGUA POTABLE

La principal norma al tener en cuenta es que si la fuente de agua no es de confianza, lo mejor es no beber de ella. En caso de emergencia o desastre natural conviene recurrir en primer lugar al agua embotellada a la espera de que llegue la ayuda.

Si no hay acceso al agua embotellada o esta se acaba antes de recibir ayuda, recurra a  las fuentes de agua que pueda encontrar. En este caso aplique las siguientes precauciones.

    Evitar en lo posible recurrir a agua que tenga un aspecto oscuro y con elementos flotando.
    Lavar los recipientes antes de almacenar el agua.
    Si el agua es turbia conviene dejarla reposar unas horas para luego filtrarla  mediante un paño o una tela limpia.   Puede  utilizar  los filtros de papel para el café si dispone de ellos.
    Tras el filtrado  se debe desinfectar el agua para eliminar microorganismos. Esto  se logra  hirviendo el agua durante 10 minutos y/o utilizando cloro líquido de la siguiente manera:

PARA LA PREPARACIÓN DE ALIMENTOS E HIGIENE

    Hervir el agua dejar enfriar por lo menos 30 minutos. Agréguele dos gotas de cloro líquido de uso doméstico (no usar cloro que contenga agregados de jabones o perfumes)  dejándola  actuar por espacio de treinta minutos (30), antes de usarla.
    Para la desinfección de verduras y frutas agregar al agua 10 gotas  de cloro líquido por litro de agua, dejándolo actuar por cinco minutos antes de consumirlas.
    Para el lavado de vajillas y utensilios utilizar una (1) cucharada sopera en diez (10) litros de agua dejándola  actuar por diez (10) minutos.
    Para el aseo personal y lavado de dientes utilizar agua hervida
    Para la preparación de alimentos tener en cuenta el lavado de manos con jabón y agua clorada.

¡ATENCIÓN!

Si el agua tiene olor a cloro, se puede utilizar. Si no huele a cloro, añadir otras 16 gotas de cloro por galón de agua (u 8 gotas por botella de dos litros de agua), dejar asentar durante 30 minutos y volver a olerla. Si tiene olor a cloro, utilizarla. Si no huele a cloro, desechar y buscar otra fuente de agua.

Evidentemente estas indicaciones únicamente deben seguirse en caso de emergencia. En ningún caso han de convertirse en un procedimiento habitual

Manejo de los alimentos:

    Recogerse el cabello  para  la preparación de alimentos
    Uñas cortas, muy limpias y sin esmalte.
    No portar anillos y joyas.
    Asegurarse de que el área  donde se va a preparar los alimentos esté limpia y desinfectada
    Lavarse las manos antes y después de cualquier interrupción en la preparación de las comidas.
    Evitar hablar, comer, toser, estornudar mientras se procesan alimentos.
    Pescados, mariscos, crustáceos, moluscos deben consumirse bien cocidos.
    Hielo y jugo deben prepararse con agua potable o en su defecto agua hervida o clorada
    No guarde los alimentos cocinados con los crudos
    Eliminación regular de desechos en zonas de almacenamiento y preparación.
    Utilice técnicas de almacenamiento adecuadas como congelación de las frutas
    Cuando tenga  abundantes alimentos perecederos prepare  conservas de los alimentos.
    Cuando guarde verduras y frutas hágale huecos pequeños a la bolsa plástica para aumentar el periodo de vida.

 PARA EVITAR LA TRANSMISIÓN DE ENFERMEDADES SE RECOMIENDA:

    Cubrirse la boca al toser o estornudar, no  directamente con la mano.
    Usar pañuelos desechables y botarlos luego de un uso.
    Lavarse las manos a menudo y cuidadosamente especialmente después de tener algún contacto con personas enfermas.
    Evitar en lo posible el contacto con enfermos con infecciones.
    Vigilar y procurar el mantenimiento del estado nutricional de las embarazadas y los niños.
    Evitar la automedicación, ya que es importante que el médico determine el tipo de enfermedad bacteria o virus y si hay necesidad de que el tratamiento se reciba a nivel familiar.
    Cumplir con el “Esquema Nacional de Vacunación de acuerdo a la edad de los niños.
    Dejar de fumar o no hacerlo en lugares cerrados y cerca de niños, personas mayores y personas enfermas.
    No quemar leña o usar braseros en habitaciones cerradas
    Evitar cambios bruscos de temperatura.
    Abrigarse bien y evitar cambios bruscos de temperatura, es importante cubrir boca y nariz al salir a la calle o espacios libres.
    Comer frutas y verduras  ricas en vitaminas “A” y “C” como son la zanahoria, papaya, guayaba, naranja, mandarina, lima, limón,  mango, ahuyama, entre otras.
    Tomar  líquido
    Controlar el hacinamiento
    Ventilar las habitaciones
    Recurrir a la atención médica  cuando sea necesario.

 ALARMA: Conozca los signos de  alarma y consulte inmediatamente al médico si su niño:

    convulsiona, vomita todo, no puede beber del pecho, esta como adormecido o inconsciente.        
    Respiración rápida: niños de 2 a 11 meses, mayor de 50 respiraciones por minuto. De 1 a 4 años, mayor de 50 respiraciones  por minuto.
    Tiraje: el tórax se hunde y se le ven las costillas cuando respiran. Ruidos raros, tos durante más de 30 días. NARIZ: Lave permanentemente  la nariz con solución salina (medio pocillo de agua tibia y una pizca de sal tomada con el cabo de la cucharita cafetera, utilice una jeringa quitándole la aguja).      

Enfermedad Diarreica Aguda:

    Lávese las manos después de salir del baño.
    Hierva el agua durante 10 minutos.
    Mantenga un sobre de suero oral en la casa, siga las instrucciones en su preparación.
    Conozca los signos de alarma, consulte inmediatamente al médico si: tiene ojos hundidos, inquieto e irritable, bebe desesperadamente, cuando usted le hace un pliegue en la piel, éste no se regresa, inicie el suero oral en la casa.

SIGA LAS RECOMENDACIONES DEL PERSONAL DE SALUD CON RELACIÓN AL TRATAMIENTO, SEGUIMIENTO Y REFERENCIA DEL CASO.