24 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A $470 millones llega pérdida por hurto de cable telefónico en 2011

25 de octubre de 2011
25 de octubre de 2011

“No nos escapamos de la situación que afecta también a otros operadores de servicios públicos domiciliarios. El tiempo de respuesta ante estos sucesos fluctúa normalmente entre 24 y 48 horas desde que se reporta el hurto, pero esto depende tanto de la complejidad del daño ocasionado como de la disponibilidad de suministros con los que se cuente en el momento. Lo grave acá es que la comunidad se ve afectada por este ilícito, generando una situación de riesgo ante cualquier emergencia que se presente, como un desastre natural, social, de orden público o de salud”.

El ejecutivo destacó que de un tiempo para acá los delincuentes han trasladado sus operaciones de la zona rural, donde se desarrollaban sus acciones inicialmente, a zonas urbanas, lo que además de poder afectar a áreas externas a los cascos urbanos por hacer parte de la red que las alimenta, perjudica a un número mayor de usuarios del servicio por la densidad poblacional de los sectores en los que se llevan a cabo los robos.

“Por ejemplo, el delito que se realice por los lados del estadio Centenario terminaría afectando la zona de Murillo por estar conectada a la misma línea. Las estadísticas de la compañía muestran que el mayor porcentaje se presenta en Armenia, con un 60% de los casos, seguida de La Tebaida, con un 30%, y Calarcá, con un 10%”.
Añadió que la acción criminal se efectúa en altas horas de la noche e incluso en la madrugada, con el fin de evadir la vigilancia existente en estos sectores.

“Hay que tener en cuenta que además de impactar a las comunidades residentes en las zonas de intervención, otros segmentos de usuarios como los comerciales y los industriales resultan desconectados de la red, generando problemas a la competitividad del departamento. Imagínese por ejemplo una zona franca incomunicada, cuando uno de los aspectos fundamentales de la competitividad de la región son los servicios. Por tal motivo la empresa ha habilitado cuadrillas de vigilancia privada que se movilizan por el departamento como complemento a la acción de las autoridades que trabajan de la mano con la empresa, como Policía Nacional, Sijín, Fiscalía y el CTI.

“Ya no solo buscamos la detención en flagrancia de estos personajes, sino que tratamos de buscar antecedentes de los mismos para lograr una respuesta oportuna. Es así como ya se han logrado capturas y judicializaciones, como fue el caso de alias La Reina del Cobre, y otros personajes, que representan una de las capturas más importantes en el departamento. Por otra parte se adelanta con las autoridades la investigación sobre los puntos de compraventa del material, que es donde los delincuentes llevan lo robado para luego venderlo a mayoristas que lo exportan”.

El llamado de la empresa a la comunidad es, nuevamente, para invitarla a denunciar cualquier operación sospechosa, aún si existe la duda de que los trabajadores pertenezcan a la empresa. “Para esto se dispone de las líneas de las autoridades, como el número 123, así como al número gratuito nacional de Telefónica 01 8000 919393, donde se contacta al grupo de seguridad privada y se articulan las acciones junto con la policía”, concluyó.