El abogado Ramiro Bejarano y el ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, Cesar Julio Valencia Copete, llegaron al Palacio de Justicia a ratificar su condición de víctimas en el juicio por las ‘chuzadas’ del DAS. Valencia Copete recordó que fue perseguido como presidente de la Corte cuando estalló la parapolítica y se conoció la acusación contra Mario Uribe. Dijo que el teléfono de su madre y de su hija fueron intervenidos ilegalmente. Por su parte, el abogado Ramiro Bejarano afirmó que se ganó la antipatía del DAS por ser el abogado de Valencia Copete, por sus columnas en El Espectador y por estar en la mira del ex presidente Álvaro Uribe, quien llegó hasta acusarlo penalmente por injuria y calumnia. kien&ke.