17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un espectáculo intelectual de primer orden

15 de septiembre de 2011
15 de septiembre de 2011

Por ello presento  públicas excusas a los destinatarios que les llegaron los extravagantes escritos.  Y a Eje 21, por cuanto, con razón,me bajaron de hotmail y me atrasé en la remisión de la siguiente corresponsalía, a la antigua, cuando la reportería exigía salir a la calle, recoger la información y llenar la cuartilla en una vieja y bullosa Wnderwood ,"Made At Ilion,New York,U.S.A."

Bogotá , septiembre 9.Anoche, en la sede social del Edificio de los Abogados De la Calle,Londoño, López, Posada &, situada en la calle 67 con carrera cuarta, se llevó a cabo la presentación, en dos tomos, de  "Seguridad Social.Teoría Critica", del exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia,  Abogado manizaleño, Eduardo López Villegas. La presentación estuvo a cargo del exvicepresidente , el caldense Humberto de la Calle Lombana, quien expresó del autor que éste era un apasionado dialéctico  y que dicutir con López "era una aventura selvática. Oyes por ahí un ruido extraño,salta de un árbol una idea provocadora,se devuelve con una argumentación de serpiente, matiza con la suavidad del cordero solo para arremeter de nuevo con la furia de un león, aunque expresada más bien con la paciencia serena de ese bisonte americano al que cantó Borges en inolvidable poema. Con Eduardo no te descuides nunca.Embiste con nobleza pero te sorprende siempre. En él no hay ripio ni palabra sobrante ni rama del pensamiento que no haya despertado curiosidad. Eduardo cultiva un pensamiento ecuménico que no se detiene en el Derecho.Transita por la ornitología,la botánica, la farmacología,el conocimiento del cerebro humano".Prosiguió de la Calle con apreciada solvencia en temas que hoy embargan la seguridad social como la llegada a su fin de la explosión demográfica mundial,la mayor expectativa de vida y el menor número de nacimientos, el cambio profundo en el papel de la mujer, un ciclo educativo más largo como requisito para ingresar al mercado laboral y menos trabajadores sosteniendo la carga de las jubilaciones.En lo referente a éste último tema, dijo del Vicepresidente Angelino Garzón: "La modificación de las bases de jubilación es cada vez mas necesaria. Por razones políticas casi nadie quiere afrontar el hecho a tiempo.Entre nosotros, el Ministro de Hacienda planteó parte del problema pero el debate fué rápidamente clausurado por Angelino Garzón. Desde la perspectiva política, a Angelino no le interesa pastorear votantes para dos o tres décadas adelante.Es común dejar que, como en la tragedia griega actual,el liderazgo político se mueva solo cuando el incendio ha estallado..Generando además una paradoja extraña: los indignados en España usan una jerga revolucionaria,apelan a la desazón que les produce el sistema, ,pero en verdad distan mucho de la revolución parisina del 68.Lo que tienen realmente es temor profundo a perder el empleo, la pensión, el hedonismo,una aspiración netamente burguesa bajo el disfraz de una inconformidad espiritual"

Por su parte Eduardo López Villegas, en una hilada y afortunada improvisación, le contó a la audiencia como elaboró su extensa obra y las dificultades y las satisfacciones del autor. Sus padecimientos y sus cogitaciones, en largas horas de meditación, rigurosidad y trabajo intelectual. Pero sobretodo , del placer de escriibir y de obtener al fin el orden en las ideas para lograr una argumentación  coherente y lógica, que es fundamental al Derecho. Aludió al diletantatismo ,negando su acepción peyorativa y reconociéndolo como una  respetable metodología para acercarse a una visualización  universal  del  saber, en el que impera el magno mar de la información .Y el fruto de la disciplina, que se traduce en el reconocimiento por parte de su familia, de sus amigos, y de sus colegas. Y entregó su obra como un original aporte al Derecho Laboral contemporáneo,según sus palabras.

Posteriormente fué ofrecido a los invitados, entre quienes se encontraban exmagistrado,exministros,Abogados, políticos y un grupo de amigos, un coctel por parte de su señora Sonia del Pilar Acuña y de sus hijas Juliana y Valeria. Los asistentes comentaron que esa noche habían presenciado un espectáculo intelectual de primer orden y que se había ratificado la facilidad  de los caldenses para el bien decir  y la oratoria, con parlamentos brillantes y  sonoros adjetivos, además de una original y profusa fuente de ideas.