26 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Suspendido gobernador de Caldas

19 de septiembre de 2011
19 de septiembre de 2011

Mediante Decreto 3540 del 19 de septiembre de 2011, firmado por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y por el ministro (e) del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, fue designado como gobernador encargado el viceministro del Interior de Participación e Igualdad de Derechos, Juan Fernando Londoño, quien asumirá las funciones de inmediato.

La suspensión a Aristizábal Muñoz está relacionada con la revisión y prórroga de un contrato de concesión para el manejo del juego de chance con la firma Susuerte.

Dicha revisión implicó un recorte en las transferencias a la salud en Caldas por 9 mil 231 millones de pesos, que al parecer terminó favoreciendo al operador.

Fue nombrado como gobernador encargado el viceministro Juan Fernando Londoño.

Antecedentes

Aunque en el pedido de suspensión por tres meses que solicitó la Contralora General de la Nación se especifica únicamente el caso de la disminución de los aportes de la empresa Susuerte a la salud en el departamento por 9 mil 231 millones de pesos, el Gobernador de Caldas continúa siendo investigado por la Procuraduría por varios casos que han sido denunciados por varios medios.

Uno de esos casos es el que tiene relación con las denuncias que en su momento hizo el renunciante gerente de Inficaldas, Luis Bernardo Ocampo, en el sentido de que venía siendo presionado por el mandatario para que la contratación en esa entidad del orden departamental fuera direccionada hacia sus amigos. La Procuraduría General de la Nación adelanta las averiguaciones respectivas.

Los entes de control del orden nacional también investigan por qué razón en esa misma entidad del departamento se cambiaron los estatutos para hacerle un préstamo millonario a la Clínica Manizales, centro de atención medica donde el mayor accionista es el condenado exgerente de la Industria Licorera de Caldas, Carlos Arturo fehó Moncada, hoy prófugo de la justicia.

En Manizales permanecieron durante varios meses, adelantando investigaciones sobre actuaciones de Mario Aristizábal Muñoz, varios funcionarios de la Contraloría General de la Nación. Su misión era establecer por qué razón algunas secretarias del orden departamental entregaron al Fondo Mixto la contratación. En medios informados se dijo que ello obedeció a la posibilidad de otorgar contratos sin llenar los requisitos que exige la Ley 80.

El caso de la investigación en EDSA partió del contrato que se pactó por cinco años entre esa entidad  y Susuerte para transferirle al sector $50 mil 497 millones, entre 2007 y 2011. Pese a ello, luego de un otrosí que se firmó el 19 de enero del 2009, se acordó reducir esas transferencias a la salud en 9 mil 231 millones. Este hecho ha postergado la firma del nuevo contrato de concesión de la explotación de juegos de suerte o azar en el departamento. Todo porque en esta oportunidad se reducen más los aportes para la salud de la empresa Susuerte, al quedar estipulados en 35 mil millones de pesos. Una reducción de 15 mil 496 millones en relación con el contrato firmado inicialmente, que fue de  50 mil 497 millones.

El último escándalo

A estos escándalos que han caracterizado la administración de Mario Aristizábal Muñoz se le sumó en la última semana el suscitado en torno a su propuesta para que la Asamblea Departamental modificara el sistema de distribución de los productos de la Industria Licorera de Caldas. El mandatario propuso que un distribuidor único se encargara de la distribución nacional e internacional.  La propuesta estaba incluida en un artículo al proyecto de ordenanza que establecía reformas en la rentas del departamento. La iniciativa generó un enfrentamiento político que demuestra cómo al actual gobernador lo ronda la ingobernabilidad.

La noticia en RCN Radio

La Contralora General de la República le pidió al Gobierno Nacional suspender temporalmente al Gobernador de Caldas, Mario Aristizábal, involucrado en un proceso de responsabilidad fiscal por aparentes anomalías en un contrato para la administraciòn de juegos de suerte y azar en ese departamento.

El caso está relacionado con la revisión y prórroga de un contrato de concesión para el manejo del juego de chance con la firma Susuerte.

Dicha revisión implicó un recorte en las transferencias a la salud en Caldas por 9.231 millones de pesos, que terminó favoreciendo al operador.

El contrato se pactó por cinco años entre la Empresa Departamental de la Salud (Edsa) y Susuerte para transferirle al sector $50 mil 497 millones, entre 2007 y 2011. Posteriormente se firmó otro el 19 de enero de 2009, en el que se acordó reducir esas transferencias a la salud a una cifra inferior a 42 mil millones de pesos.

Adicionalmente, hace 5 meses la Contraloría había formulado un control de advertencia, dirigido al Gobernador y al gerente de Edsa, para que tomen las medidas necesarias ante el inminente riesgo de detrimento patrimonial en caso de ser prorrogada la concesión del chance, pues presenta inconsistencias en los estudios previos para determinar la proyección de los derechos de explotación.