14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Presidente Santos les pide a sus funcionarios no discrepar en público

17 de septiembre de 2011
17 de septiembre de 2011

Durante el cuadragésimo séptimo acuerdo para la prosperidad que lideró en Sopó (Cundinamarca), el presidente Juan Manuel Santos defendió el nuevo mecanismo con el que se mide la pobreza en el país.

Y rechazó, sin mencionar nombres, las discrepancias que sobre este tema se han generado entre integrantes del Gobierno, principalmente el vicepresidente Angelino Garzón.

Durante el Acuerdo para la Prosperidad sobre el tema de pobreza que se cumplió este sábado en el municipio de Sopó (Cundinamarca), el Presidente Juan Manuel Santos pidió a los funcionarios discutir las controversias al interior del Gobierno y no ventilarlas en público.

“La ropa sucia se lava en casa”, dijo el Jefe de Estado al hacer un llamado de atención para que cuando se presenten diferencias al interior del Gobierno los funcionarios se reúnan y las diriman, “pero no salgan a confundir a la opinión con posiciones divergentes”.

El Presidente Santos indicó que la controversia se presentó esta semana por cuenta de las cifras de medición de la pobreza, método sobre el cual –explicó- se ha venido actualizando y modernizando desde el Gobierno pasado, para hacer las cifras más acordes a la realidad.

“Lo que sí no se puede entender es que dentro del propio Gobierno se presenten diferencias. En cualquier democracia, en cualquier Gobierno lo usual, lo normal, lo lógico es que se presenten las diferencias porque eso está bien, eso es normal, pero que las diferencias se discutan al interior del Gobierno y que el Gobierno salga con una posición de Gobierno”, dijo Santos.

Consideró que “toda medición es susceptible de controversia” y que de existir dentro del mismo Gobierno, estas se pueden discutir, y en el caso de no lograr un consenso, es el propio Presidente del República el que define la posición que se debe adoptar.

Explicó que se “confunde mucho a la gente cuando dentro de un mismo Gobierno salen posiciones divergentes. Eso no es sano, no es conveniente y no le sirve ni al Gobierno ni a la democracia. La discusión bienvenida, dentro del Gobierno también bienvenida, pero como dicen el argot popular: la ropa sucia se lava en casa”.

El Jefe de Estado finalizó reiterando su mensaje a todos los funcionarios del Gobierno Nacional:

“El funcionario que quiera discrepar, lo puede hacer al interior del Gobierno, pero no en público, si lo quiere hacer en público pues no puede ser parte del Gobierno, tendría que retirarse del Gobierno y hacer su reclamo, su crítica, por fuera del Gobierno. Así opera cualquier democracia, así opera cualquier Gobierno”, puntualizó el Presidente Santos.