9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ordenan libertad de un hombre que sirvió de fiador a dos individuos que robaron a un sacerdote

19 de septiembre de 2011
19 de septiembre de 2011

El abogado defensor, Hernando Londoño, indicó que Julián Silva García, un tinterillo que trabaja en las afueras de la cárcel de Pereira, le firmó el contrato de arrendamiento de un apartamento ubicado en el edificio céntrico de Manizales en el que se alojaron los delincuentes que por el sistema de ventosa ingresaron a la vivienda del sacerdote quien se encontraba fuera del país.

Por tres meses los delincuentes vivieron en el apartamento contiguo al del religioso Horacio López, quien al regresar del exterior lo encontró desocupado y al indagar se dio cuenta que sus vecinos entraron por una pared, vecinos que desaparecieron y que se hicieron pasar por ingenieros contratistas.

El detenido demostró su inocencia por carecer de recursos y al vivir en una zona deprimida de Pereira, e insistió en que los ladrones lo abordaron para el favor aduciendo que era un contrato de un mes lo que aceptó al recibir los 50 mil pesos. Fue detenido tres meses por ser el único protagonista conocido en los hechos, los nombres y cédulas de los citados ingenieros eran falsos.

El abogado Londoño asumió la defensa de manera gratuita al ver al acusado llorar y suplicar clemencia de las autoridades una vez detenido y trasladado a los juzgados del Consejo de la Judicatura en Manizales. Según el profesional del Derecho, fue un trámite dispendioso en el que se requirió de los investigadores buscar a los integrantes de la banda que al parecer han realizado varios robos por esa modalidad en la región del Eje Cafetero.