14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mascotas pequeñas y medianas pueden ser transportadas en bus

27 de septiembre de 2011
27 de septiembre de 2011

Sobre el tema el gerente de Buses Armenia, Ómar Aristizábal, dijo que cada empresa elaborará su reglamento inicialmente, mientras que el ministerio de Transporte reglamente el tema.
Resaltó que con base en la sentencia de la corte accedieron a permitir el transporte de las mascotas de porte mediano entre las 8:30 a 11:00 a.m. y las 2:30 a 4:40 p.m.

Los animales que sean subidos al transporte público masivo no deben incomodar, ni poner en riesgo a los demás usuarios, además estos deben ir provistos de un bozal y de guacales de 60×60 o 50×30.
De igual modo, el propietario deberá exhibir al conductor el carnet de vacunas y cargar una bolsa o utensilio para los casos de deshechos.

Añadió que también se estableció que razas de gran tamaño en el caso de los perros —pitbull, rottweiler, pastores alemanes, labradores, dálmatas, entre otros de similar tamaño— no podrán ser transportados. Además no se pueden llevar mascotas en horas pico, que es algo que también está establecido en el fallo constitucional.

“Todo esto es algo que está publicado en cada uno de los buses que circulan en la ciudad”.
Añadió que consideran que la medida es contraproducente para la comodidad del usuario. Por eso fue que con base a lo estipulado por la Corte es que nosotros establecimos las exigencias.

La Corte Constitucional
Es de resaltar que para el presidente de la Corte Constitucional, Juan Carlos Henao, la sentencia es una medida que va en pro de la tolerancia, el respeto y el libre desarrollo a la personalidad y que la prohibición de viajar con ellas va en detrimento de los derechos fundamentales establecidos en la Carta Magna.

Aclaró que las empresas podrán reglamentar los horarios en que podrán viajar, el pago de pasaje por animal, el uso obligatorio del guacal o jaula así como la del carné de vacunación y del bozal, las especies y razas permitibles —sobre todo perro y gatos—.

La medida incluye a los que sean usados como lazarillos y excluye a las especies domésticas de explotación rural como gallina, cabritos y cerdos, así como animales de origen salvaje.