16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Industria Licorera de Caldas dice que no hay ambiente divisorio en la empresa

10 de septiembre de 2011
10 de septiembre de 2011

"A la fecha no existe ningún motivo que se pueda señalar como agente de división en el grupo directivo, más aún cuando los esfuerzos se centran en cumplir las metas de comercialización proyectadas en este último trimestre y dejar una compañía en equilibrio de cara al próximo año", señala la ILC.

Entre las respuestas dadas, está el convenio de intercambio con el departamento del Cauca, que según las directivas, fue reanudado ayer en esta parte del país, la licorera caldense tiene la meta de colocar un poco más de 1 millón de botellas este año y en septiembre se despacharán unas 220.000 que se suman a las ya vendidas a mayo.

Frente al proceso de venta de las acciones de la ILC en el Ingenio Risaralda, otra de las inquietudes de Sintrabecólicas, señaló que el proceso se empezó desde la administración anterior y, que iniciado desde el 2010, se incluyó dentro del presupuesto de ingresos para la vigencia fiscal 2011. Según el sindicato la transacción está tasada entre $13.000 y $14.000 millones.

Argumenta que esos recursos deben entrar a la empresa como capital para fortalecerla y no al P&G como pretende la Gobernación, lo que implica transferirle el 80% de esos recursos.

Buscan un único comercializador
El Sindicato de la Licorera de Caldas (Sintrabecólicas) alertó sobre una modificación que se pretende realizar a la Ordenanza 674 de 2011, a través de un proyecto de ordenanza, en el cual se busca seleccionar un único comercializador y/o distribuidor de los productos de la licorera caldense en el territorio nacional e internacional, a través de procesos de selección de conformidad con las normas de contratación estatal. "El peligro es que habrá gobernadores que no aceptarán que se les imponga un solo distribuidor", dijo Víctor Bustacara, presidente de Sintrabecólicas. También hay inquietud porque existe una presunta intención de que los ingresos de la ILC pasen primero por la Secretaría de Hacienda y luego sean transferidos a la destilería.