2 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno está dispuesto a considerar impuesto a la tierra improductiva, anunció Santos

28 de septiembre de 2011
28 de septiembre de 2011

Así lo dijo durante la presentación del Informe de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, en Bogotá.

El Jefe de Estado indicó que en lo que se refiere a multas sobre la tierra improductiva, Colombia ya cuenta con una sanción, que además es una de las causales que da lugar a la acción agraria de extinción de dominio.

Así mismo, urgió actualizar el Catastro Rural dentro del territorio nacional, con el propósito de poner al día el cobro de impuestos a la propiedad de la tierra, como mecanismo para desestimular la concentración del suelo productivo.

“Este compromiso está incluido en el Plan de Desarrollo y nuestra meta para el 2014 es alcanzar la actualización de por lo menos el 70 por ciento de los predios rurales”, explicó el Mandatario. Señaló que hoy Colombia tiene actualizado sólo el 43 por ciento de los predios.

El Jefe de Estado explicó que la actualización catastral permitirá detectar la concentración de la tierra, así como el suelo que se encuentre improductivo en el país. Recalcó que la elevada concentración de la propiedad de la tierra ha agudizado la pobreza en Colombia.

Agregó que “el 52 por ciento de las hectáreas que tienen dueño están concentradas en grandes propiedades, en tanto más del 80 por ciento de los predios rurales tienen una extensión inferior a una Unidad Agrícola Familiar”.

El Presidente Santos afirmó que además existe la necesidad de ordenar el territorio de acuerdo a sus formas de ocupaciones y usos y de esta manera aprovechar el potencial de Colombia para la producción agropecuaria.

“El país sólo cultiva el 22 por ciento de las tierras con vocación agrícola, es decir, cerca de 5 millones de hectáreas de las 21 millones aptas para este uso”, manifestó el Jefe de Estado sobre la necesidad de aprovechar la tierra en el país.
Señaló que mientras tanto, la ganadería usa 39 millones de hectáreas en pastos, cuando sólo 21 millones de las tierras utilizadas reúnen las condiciones para esta actividad.

En el caso de la minería, el Mandatario comentó que se utilizan cerca de 6 millones de hectáreas, “incluso más de las que destinamos al cultivo de alimentos”.
Puntualizó que es necesario transformar con decisión y con voluntad política el buen uso y aprovechamiento de la tierra en el campo, lo que permitiría generar empleo y la formalización del sector.