28 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobernador retiró artículo de proyecto que modifica comercialización de licores

13 de septiembre de 2011
13 de septiembre de 2011

En un enérgico discurso en la Asamblea, Aristizábal Muñoz reconoció que ese proyecto de modificación del Estatuto de Rentas departamentales ha causado “resquemor y piquiña”, y llamó la atención en que había que despolitizar este debate.

Insistió en que asumió riesgos y sabía del costo político que generaba el proyecto. “La historia me reconocerá por mi propósito de salvar la Licorera de Caldas”, enfatizó el Gobernador.

Se lamentó por el hecho de que todo lo que hace la administración lo destruyen y lo acaban. “No puedo permitir que con injurias y calumnias muchos de los empresarios, industriales, Corporación Cívica de Caldas y algunos Senadores y Representantes, toquen las puertas de la Contraloría y a la Procuraduría para destruirme”.

Más adelante agregó que hasta a su familia han querido destruirla. “Mi moral la tienen en el piso, no hay derecho lo que la Corporación Cívica de Caldas ha hecho, no es justo con lo que han hecho: injurias, calumnias, denuncias tras denuncias, acabando con la imagen de un Gobernador y arrastrando al Departamento”. Por último, el Gobernador los llamó a la sensatez, para que sean claros y responsables en sus actos.

Afirma Gobernador ante controversia por proyecto de ordenanza

Hay que tomar decisones, así tengan un costo político

“Es el momento de tomar decisiones, aunque tengan un costo político”, expresó de forma tajante el gobernador de Caldas Mario Aristizábal Muñoz, al dar a conocer sus argumentos que lo llevaron a presentar la propuesta de introducir agresivos esquemas de comercialización de los productos de la Industria Licorera (ILC), y que retiró en las horas de la noche de ayer durante el debate que se hizo en la Asamblea.

El Gobernador se reunió ayer en la tarde con directores de los medios de comunicación a quienes explicó lo que se proponía la administración departamental al presentar el proyecto de ordenanza que reforma el Estatuto de Rentas, por el cual se establecía un introductor único para Caldas, que sería también un comercializador y/o distribuidor responsable de la comercialización y /o distribución de los productos de la ILC en Colombia y en el exterior, seleccionado de conformidad con las normas de contratación estatal, por medio de la Secretaría de Hacienda.

“Esas medidas, así sean impopulares, hay que adoptarlas a costa de nuestro esfuerzo y respaldo político”, dijo Aristizábal Muñoz al agregar que lo que buscaba era dejarle el camino al próximo Gobernador para que sacara adelante la estabilidad financiera del Departamento y la sostenibilidad de la Licorera de Caldas. Al salirle al paso a las críticas y suspicacias que se han generado en torno a este proyecto, manifestó que sus ejecutorias y proyecciones en bien del departamento son atacadas por quienes pertenecen a una sociedad, a la que calificó de “viperina”.

La Licorera debe prepararse para la apertura de mercados y el TLC

El gobernador de Caldas Mario Aristizábal Muñoz dijo que el departamento y la Industria Licorera deben prepararse para la apertura de mercados y el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Esos fueron entre otros, los motivos que llevaron a la administración departamental a presentar el proyecto de ordenanza que modificaba el esquema de introducción, comercialización y/o distribución y venta de licores destilados, nacionales o extranjeros sobre los cuales el Departamento ejerza monopolio.

La iniciativa, retirada anoche en la sesión de la Asamblea, no buscaba privatizar la Licorera o la consecución de un socio estratégico, ni la reestructuración, toda vez que el Departamento podía continuar ostentando de manera exclusiva el monopolio en la producción de licores, con base en la Constitución y la ley. “El cambio de esquema es una estrategia para el fortalecimiento de la ILC”, reiteró sin embargo el Gobernador.

Aristizábal Muñoz considera que el actual esquema de comercialización es obsoleto, y se necesita que haya un comercializador que conozca el mercado mundial. Agregó que sin desconocer a los actuales comercializadores, ellos podían tener la oportunidad de asociarse en uniones temporales.

Por eso, puntualizó el Gobernador, el fin era consolidar a la empresa de la que advirtió el peligro en que se encuentra. “Desde hace 12 años las ventas vienen bajando, y lo que se buscaba era que a medida que se recuperara el mercado se aumentaran las transferencias de la Licorera para el Departamento”, reiteró Aristizábal Muñoz.

Reacciones

El señador Mauricio Lizcano, del Partido de la U, sentó su voz de protesta por el proyecto que en su concepto lesiona los intereses del departamento, y anunció que promovería un debate en el congreso contra el mandatario de los caldenses para que explique que buscaba con esta reforma en la manera de distribuir los productos de la licorera. Lizcano fue enfático en señalar que se pretendía entregar la empresa a un particular lesionando los interese del departamento.

Por su parte, el Directorio Liberal de Caldas que preside la Representante a la Cámara Adriana Franco Castaño y la campaña a la gobernación de Guido Echeverri Correa emitieron sendos comunicados donde expresan su extrañeza por la iniciativa presentada por el gobernador a la asambnlea em las sesiones extraordinarias.

COMUNICADO   DEL PARTIDO LIBERAL

Ante los últimos sucesos, que inquietan a la opinión pública de Caldas, en relación con el trámite de proyecto de Ordenanza No 674 de 2011, por medio de la  cual  se pretende un operador único  para la distribución de los productos de nuestra destilera  en el mercado nacional e internacional y se le entrega la facultad a la Secretaría de Hacienda del Departamento, para seleccionar este operador; La Dirección Liberal Departamental  de Caldas, manifiesta que en el momento es inconveniente y dicha decisión debe derivar de un estudio técnico que realice una efectiva valoración de el posicionamiento en el mercado de nuestros productos; así como las razones jurídicas y económicas para modificar todas las distribuciones de los productos de nuestra principal empresa departamental.

De igual manera consideramos que en este momento los caldenses se preparan para elegir un nuevo gobernador, quien deberá participar de manera activa en la decisión que compromete el futuro de la Licorera y las finanzas de nuestro departamento.

La posición de los Diputados Liberales, no interpreta y, menos  compromete, la posición política del Partido Liberal en  Caldas, quienes han obrado con independencia y sin consultar las voluntades populares de nuestra colectividad.