1 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Marmato lloran a su Párroco

3 de septiembre de 2011
3 de septiembre de 2011

La noticia sobre el asesinato del religioso que llevaba más de dos años rigiendo los destinos espirituales del municipio se regó como pólvora a eso de las cinco de la tarde, después de que el Alcalde de Belén de Umbría, a donde fue llevado el cuerpo sin vida del sacerdote, le confirmará a su homólogo de Marmato, Uriel Ortiz, que la persona asesinada en la carretera era el párroco de este municipio.

Personas cercanas al sacerdote manifestaron que nunca tuvieron conocimiento de que el religioso que se caracterizó por su sencillez y su deseo de servir a la comunidad hubiera recibido amenazas. "Era una persona entregada a la comunidad, que buscaba siempre servirle a la gente", dijo una señora entrada en años al preguntársele sobre la personalidad del levita. Otro anciano entrevistado en una calle del municipio señaló que el padre José Reinel Restrepo fue una persona amable, entregada a su iglesia, con una excelente capacidad de orataoria.

Según las primeras informaciones, el sacerdote asesinado era oriundo de Mistrató y había viajado a ese municipio en horas de la mañana para visitar a su familia. Los feligreses  esperaban que regresara antes de las siete de la noche pues debia oficiar una misa a esa hora en la capilla Nuestra Señora del Carmen. "En el pueblo lo esperaban para que oficiara esa misa" dijo un allegado a la parroquia.

Las primeras versiones que se han conocido sobre los móviles del asesinato del padre José Reinel Restrepo indican que el religioso se preocupó mucho por defender a las personas que trabajan para extraer el oro de las entrañas de la tierra. "Siempre se opuso a la explotación del mineral a cielo abierto y el consiguiente traslado del municipio", señaló un habitante del municipio.