10 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En el segundo trimestre, Quindío lideró actividad constructora en el Eje Cafetero

29 de septiembre de 2011
29 de septiembre de 2011

El cual pasó de 19 mil 162 metros cuadrados en el periodo correspondiente al año anterior a 90 mil 596 metros cuadrados en el lapso estudiado de la vigencia actual, lo que equivale a un avance del 372,8%.

De acuerdo con las estadísticas del Emisor, el área aprobada para otros destinos habría logrado una variación del 7,9%, al pasar de 11 mil 898 m2 en 2010 a 12 mil 835 m2, situación que contrasta dramáticamente con el comportamiento presentado entre el primer trimestre de 2011, cuando con 59 mil 205 m2, alcanzó una variación del 221% en comparación con el mismo trimestre del año pasado.

El registro de la entidad gubernamental reflejaría cómo la actividad constructora en el Quindío, si bien logró un impulso significativo con el desarrollo de iniciativas comerciales consignadas en la edificación de grandes superficies, parece no haber perdido el empuje inicial, pero ahora centradas en la ejecución de proyectos de vivienda.

En este aspecto, Caldas presentó un incremento del 99,4%, cifra incentivada en gran parte por la vivienda; mientras que en Risaralda el sector presentó números en rojo debido a la contracción del total del área en 9%, como resultado del descenso tanto en el área aprobada para vivienda (-3,2%), como en la de otros destinos, (-34,9%).

Este panorama definió un primer semestre en el que en el Eje Cafetero fueron aprobados 334 mil 957 m2 más que en el mismo lapso del año anterior, equivalentes a un crecimiento del 82,8%.

En los primeros seis meses, el Quindío realizó el mayor aporte en la región, con 140 mil 298 m2; mientras que Caldas aportó 105 mil 709 m2; y Risaralda, 88 mil 950 m2.

El patrón presentado por el ente territorial se ve respaldado no sólo por las estadísticas de licencias aprobadas sino por el volumen de despachos de cemento, que refleja la dinámica real de la construcción en la región.
Es así como durante el segundo trimestre del año el Quindío encabezó el listado regional, con un incremento anual del 21,6%, mientras que la variación de Caldas fue del 7,9%; y Risaralda, que decreció en este sentido en -1,5%, para completar un total de 135 mil 398 toneladas de cemento gris.

Asimismo, en el acumulado del primer semestre la región mostró un aumento anual del 6,2%, en el cual Quindío registró el más alto crecimiento, con un 22,8%. En segundo y tercer lugar aparecen Caldas, con una variación positiva del 12%, mientras Risaralda descendió 6,5%.

Pese a estos resultados, en materia de participación del total de cemento gris despachado, Caldas encabeza los registros, con un aporte del 49,56%, seguido de Risaralda, con 34,57%; y Quindío, con un 15,88%.