7 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde la Ciudad Milagro

13 de septiembre de 2011
13 de septiembre de 2011

Entrometerse en la vida privada de algunos candidatos es algo muy  de los círculos bajos que suscitan pesar más que indignación.

Estos recursos han sido siempre bastiones de la mediocridad que tiene a este pobre departamento en la situación en que está.

El valor civil para defender criterios o actitudes es un recurso escaso o casi extinguido.

Infiltrase en la vida privada de un ciudadano haciendo aparecer un proceso de análisis de paternidad como una inhabilidad política es sobretodo una inmundicia.

Quién ha dicho que una figura legal de la que puede echar mano cualquier ciudadano colombiano para identificar si es el padre o no de un hijo es un delito.

Combinar aspectos rutinarios de la vida de una persona con posiciones politiqueras constituye un descalabro para quienes son padres del engendro.

INASISTENCIA ALIMENTARIA

Otro mortal que ha osado hacerse elegir como concejal le han sacado un proceso personal de alimentos y no han respetado ni la intimidad de la hija agraviada ni la de la exesposa indignada para aprovecharse del proceso electoral y cobrarle públicamente lo que debe ser objeto de una sanción penal si es de suyo cierto.

Se nota a la legua de que le están sacando partido inicuo a situaciones que en otra circunstancia no pasarían de ser cosas de trámite.

Pero dirán algunos que ese es el precio que se paga por ser hombres públicos.

Los que hoy en medios de comunicación, incluso, llevan a la pobre vejada por el candidato que no pasa alimentos son otros que jamás han sido responsables de sus múltiples abandonadas. Pero como se trata de hacer politiquería barata no les queda tiempo para mirarse el rabo de paja.

LAS CANDIDATAS

Mientras un truhán trata de “manipuladora de hombres” a una candidata a la gobernación del departamento otro le pone a circular a su contradictora una libelo donde con trucos editoriales le hacen aparecer como la dueña de la inmoralidad.

Artífices de toda esta mala calaña son los calanchines de siempre que se acomodan en  las campañas políticas como personajillos siniestros.

Algunos que aplauden en el día las bellaquerías contra sus contrincantes en la mañana siguiente tienen que padecer la misma dosis.

No se salva nadie.

Si esos son los asesores de que echan mano los candidatos o candidatas para sus propagandas negras mal mensaje dejan en el ambiente porque de seguro esos serán a futuro lo mismos dueños de los gobernantes.
 

SE PERDIO AMADEUS

Si alguien ve a un gato angora que responde al nombre de Amadeus puede llamar a la candidata a la gobernación Belén Sánchez.

La doctora Sánchez está en una desazón terrible porque alguien dejó, no se sabe si deliberadamente abierta la puerta de su casa, y el minino se salió y no ha vuelto a su morada.

Amadeus acompaña hace diez años a la familia de la doctora Belén y nadie sabe lo que le corre pierna arriba cuando sus dos hijas Manuela y Valentina lo mismo que su esposo Germán se enteren de semejante desgracia.

No ha habido tiempo por asuntos de campaña establecer un operativo envolvente para tratar de dar con el paradero del gatito que anda por los once años de edad, es decir está viejísimo, por lo tanto necesita de cuidados especiales.

No demora en aparecer algún sinvergüenza que acredite a  través de la red que Sandra Paola se lo robó.