2 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

40 años de prisión para reclutador de jóvenes de Soacha

1 de septiembre de 2011
1 de septiembre de 2011

De acuerdo con la investigación adelantada por un fiscal de Derechos Humanos y DIH, el hoy condenado era uno de los denominados reclutadores en el citado municipio, de donde desapareció el 5 de diciembre de 2007 Camilo Andrés Valencia, reportado dos días más tarde, junto con Daniel Suárez Martínez, como dados de baja en combate librado en Ocaña (Norte de Santander) por tropas del Batallón No.15 de Infantería Santander.

Según la providencia del Juez Segundo, las pruebas aportadas por el fiscal instructor señalan que Agámez Díaz hacía parte de “una agrupación dedicada, vale reiterar, a buscar y llevar hasta Ocaña desde Soacha víctimas que luego aparecían sin vida en presuntos enfrentamientos con el Ejército Nacional”.

También señala el juzgador que el traslado de Valencia, joven con problemas económicos, hacia Ocaña “fue el resultado de la conducta desplegada por el grupo integrado por el acá procesado en compañía de Pique, Pocho y Alex”. El condenado se encuentra privado de la libertad.

Madres celebran condena de reclutador de víctimas de 'falsos positivos'

Bogotá, Septiembre 02. (RAM). Flor Ilda Hernández, madre de Elkin Gustavo Verano, víctima de 'falsos positivos' en Soacha, dijo que la condena de uno de los hombres que reclutó a los jóvenes que fueron presentados como abatidos en combate, abre el camino para que este caso no quede en la impunidad.

La señora Hernández se declaró confiada en que a partir de esta sentencia, también se impulsen las investigaciones contra los demás militares y oficiales implicados en las desapariciones y asesinatos de varios jóvenes en este municipio de Cundinamarca.

Pedro Antonio Agámez Díaz fue condenado a 40 años de prisión por el Juzgado Segundo Especializado de Cúcuta, luego de que la Fiscalía demostrara su responsabilidad, en calidad de coautor, de los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada y concierto para delinquir.

De acuerdo con la investigaciones, el condenado era uno de los denominados "reclutadores" de Soacha, de donde desapareció Camilo Andrés Valencia el 5 de diciembre de 2007, quien fue reportado a los dos días, junto con Daniel Suárez Martínez, como "dados de baja en combate librado en Ocaña (Norte de Santander), por tropas del Batallón No.15 de Infantería Santander".