16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Procuraduría solicitará la nulidad de sentencia de la Corte relativa al matrimonio y la familia

2 de agosto de 2011
2 de agosto de 2011

(ii) se declaró inhibida para pronunciarse sobre la expresión “de procrear”, también contenida en el artículo 113, por ineptitud sustancial de la demanda (resuelve segundo) y (iii) se declaró inhibida para pronunciarse sobre la expresión “de un hombre y una mujer” contenida en los artículos 2° de la Ley 294 de 1996 y 2° de la Ley 1361 de 2009, relativos a la definición de familia, al reconocer que estas normas reproducen preceptos constitucionales (resuelve tercero).

Sin embargo, la Procuraduría General de la Nación obrando en ejercicio de su función de vigilar el cumplimiento de la Constitución (artículo 277 constitucional), en donde expresamente se dispone que la familia es “el núcleo” y “la institución básica de la sociedad” y  “[s]e constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla” (artículos 5° y 42 constitucionales), esperará la publicación de esta Sentencia para solicitar a la misma Sala Plena que declare su nulidad.

Lo anterior, toda vez que, con suma preocupación, el órgano de control encuentra que en los resuelves cuarto y quinto, así como en los fundamentos de la mencionada Sentencia, resumidos en el Comunicado de Prensa No. 30 de 2011 y no referidos a las normas demandadas, la Corte Constitucional sustituyó la Constitución y cambió la “posición tradicional de la jurisprudencia” para señalar, en contravía de cualquier interpretación gramatical, histórica, sistemática o teleológica del texto constitucional, que el concepto de familia tiene una “evolución” y un “carácter maleable” (negrillas fuera del texto). Fundamento a partir del cual resolvió que se debía “variar el concepto tradicional de familia […] atado a la heterosexualidad de la pareja”, pues consideró que “la institución familiar puede tener diversas manifestaciones que se constituyen a su vez, a través de distintos ´vínculos naturales o jurídicos’” y dispuso, como nueva regla constitucional, que “un componente afectivo y emocional que alienta [la] convivencia y que se traduce en solidaridad, manifestaciones de afecto, socorro y ayuda mutua, componente personal que se encuentra en las uniones heterosexuales o en cualquier otra unión que, pese a no estar caracterizada por la heterosexualidad de quienes la conforman, constituye familia” (negrillas fuera del texto).          

Sin perjuicio de lo anterior, la Procuraduría General de la Nación vigilará el cumplimiento de esta sentencia y acompañará el debate democrático que con motivo de la misma se surta en el Congreso de la República, velando porque se respete el ordenamiento constitucional y todo el conjunto de derechos que ya han sido reconocidos a las personas con orientación homosexual y a las parejas conformadas por personas del mismo sexo.