4 de diciembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Procurador plantea estrategias para la lucha contra la corrupción

31 de agosto de 2011
31 de agosto de 2011

Para el doctor Ordóñez Maldonado este es un fenómeno generalizado en la sociedad colombiana que es necesario tratar desde diferentes perspectivas. En el ámbito disciplinario, la Procuraduría ha abordado los casos más paradigmáticos de orden nacional y territorial, que por su trascendencia económica, política o social afectan al país y ameritan decisiones prontas y cumplidas.

“Es necesario además proferir decisiones en tiempos reales” y para ello existen mecanismos que garantizan la celeridad como el procedimiento verbal, destacó el procurador general.

El jefe del Órgano de Control también hizo hincapié en la necesidad de impartir una pedagogía en dos niveles. La  primera dirigida a la ciudadanía con el objetivo de reconstruir la credibilidad en sus instituciones y, la segunda, una para los corruptos “para que entiendan que corren riesgos y que su accionar no puede quedar en la impunidad”.

La confianza en la ciudadanía se construye con acciones y decisiones donde debe primar la independencia y la autoridad, sin estar condicionado a razones diferentes de los hechos y las pruebas. “Cuando llegué a la Procuraduría me criticaban porque absolvía, cuando continué actuando me criticaban porque sanciono y me seguirán criticando porque seguiré absolviendo y seguiré sancionando  de acuerdo a lo que exijan las realidades”, aseguró el procurador general de la Nación.

Para el jefe del Ministerio Público la voluntad y la decisión son los derroteros para enfrentar el fenómeno de la corrupción en Colombia.

“Los mismos niveles de corrupción que afrontamos en el nivel público están presentes en el sector privado, no hay corrupción pública y actos de corrupción en la celebración y ejecución de la actividad contractual sin la complicidad, el beneficio y la participación del sector privado tan corrompido como el público”, puntualizó el procurador general.

Al referirse al Estatuto Anticorrupción, el doctor Ordóñez Maldonado destacó  este instrumento legal como una herramienta esencial para luchar en contra de la corrupción, pero considera que no es suficiente pues es claro que este fenómeno  obedece a un problema ético que está intrínsecamente relacionado con la crisis en los principios y los valores de la sociedad, situación que  debe ser abordada desde una perspectiva cultural y un escenario natural como lo es la familia.