30 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ex presidente Uribe califica de venganza criminal acusaciones en su contra

18 de agosto de 2011
18 de agosto de 2011

Recalcó que él mismo llamó al Fiscal General y a la Policía para que se investigaran las interceptaciones telefónicas ilegales contra el magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, Iván Velásquez, y agregó que solamente hay cuatro policías detenidos, por lo que aseguró que “lo único que se conoce es el propósito de desacreditar a su gobierno”.

Uribe Vélez señaló que no entiende por qué a él se le acusa de cometer varios ilícitos y afirmó que en su contra hay una venganza criminal.
“Miren si tengo razón o no en proponer la hipótesis de la venganza criminal. Llevaron a medios la firma falsificada de mi apoderado Jaime Lombana, diciendo que como abogado de Álvaro Uribe Vélez se pedía que se hicieran varios seguimientos. ¿Quién lo ordenó? ¿Quién suplantó esa firma? Eso no se ha investigado”, subrayó.

Uribe afirmó que nunca ordenó persecución a detractores de su gobierno

Durante la versión libre que rinde en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por el caso de las "chuzadas" del DAS, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez dijo que no ordenó ninguna persecución contra los detractores de su gobierno.

"Jamás se me ha pasado por la mente ordenar algún tipo de interceptaciones telefónicas ilegales contra periodistas, magistrados, políticos de la oposición y miembros de ONG", indicó el ex mandatario.
Sobre ese tema de las "chuzadas", afirmó que el DAS siempre estuvo manejado por personas de altas calidades y agregó que en ningún momento Jorge Noguera, Andrés Peñate y María del Pilar Hurtado, quienes estuvieron al frente del organismo de inteligencia, recibieron órdenes suyas para realizar actividades ilegales.

Asimismo dijo que el actual director del DAS, Felipe Muñoz, llegó a ese cargo durante su administración, gracias a la recomendación del hoy presidente de la República, Juan Manuel Santos.

También preguntó que de qué se le acusa a él y a su gobierno, al destacar que en su administración se fortaleció y actualizó la justicia, al expresar que una de las reformas que lideró tuvo que ver con el proceso de extinción de dominio a bienes del narcotráfico. “La Ley que vigoriza la lucha contra el crimen, el arancel judicial, la ley sobre descongestión judicial y otras tantas, fueron pasos muy importantes”.

El ex mandatario añadió que la Corte Suprema que hoy lo acusa, le pidió apoyo para mejorar la administración de justicia y aseguró que el gobierno pasado cumplió ese requerimiento.

“Hicimos todos los esfuerzos para apoyar a la justicia. Del diálogo con magistrados de la Corte salieron propósitos muy importantes que se cumplieron”, subrayó Uribe Vélez.

También se refirió al caso del paramilitar alias "Tasmania", quien le envió una carta al ex mandatario informándole que el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Iván Velásquez, le ofreció beneficios para involucrarlo con un atentado que se iba a cometer contra otro miembro de las autodefensas conocido con el alias de "Rene".

Asimismo manifestó que nunca llamó a los magistrados de la Corte Suprema para defender a su primo, el ex senador Mario Uribe, sindicado de tener vínculos con paramilitares.

Igualmente cuestionó fuertemente las dilaciones que se presentaron en la Corte Suprema para elegir al Fiscal General de la Nación, e indicó que el alto tribunal le dio un manejo político a este proceso.

Y sobre sus roces y declaraciones que dio durante su gobierno contra el periodista Hollman Morris, crítico de su administración, dijo que el comunicador lo "ha maltratado constantemente".