18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Universidad Nacional participa en recuperación de la Quebrada Manizales

9 de julio de 2011
9 de julio de 2011

La iniciativa surgió luego de la convocatoria que la Corporación Autónoma Regional de Caldas –Corpocaldas hizo a diferentes instituciones de Manizales, con el fin de darle continuidad a los proyectos de limpieza y afianzar estrategias de gestión del riesgo para la recuperación socioeconómica de la zona.

“Corpocaldas quiere que la Universidad se vincule porque tenemos muchos proyectos de investigación que son interesantes, desde este punto de vista planteamos diferentes líneas de acción siendo la más importante un sistema de alerta temprana que incluye siete estaciones de monitoreo y medición”, indicó el docente Jorge Julián Vélez Upegui, director del IDEA en Manizales.

El sistema estaría constituido como una red a partir de la cual se detectarían crecidas, al presentarse este evento se emitiría la alerta para que los habitantes de las zonas, en un lapso de cinco minutos aproximadamente, busquen donde refugiarse.

El PAI es un proceso liderado por la Corporación desde el 2008 e incluye tres proyectos macro: gestión social para el desarrollo sostenible, sostenibilidad ambiental y crecimiento económico sostenible.

Éstos serán ejecutables con base en cinco dimensiones o áreas estratégicas que se han visibilizado como problemáticas en la quebrada Manizales: Economía, Infraestructura y Servicios Públicos, Medio Ambiente y Territorio, Institucional y Cultural, y Humano y Social.

“Esto es un paso previo ante los problemas importantes que surgen en una cuenca y se convierte en insumo para los planes de manejo ambiental y para la planificación de la cuenca”, argumentó Vélez Upegui.

Según estudios previos la quebrada Manizales presenta problemas como elevación de altura del agua, llenado del lecho, formación de islotes y playones, socavación (desgaste subterráneo) de muros, derrumbes de taludes, acumulación de rocas, entre otros, que han sido los causantes de las inundaciones y desbordamientos de la quebrada.