14 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Paraguay y Ecuador no se hacen daño en un deslucido debut en la Copa América

4 de julio de 2011
4 de julio de 2011

https://mail.google.com/mail/?ui=2&ik=5effa3b3cd&view=att&th=130f3136dcf1388f&attid=0.4&disp=inline&realattid=f_gpou4ovt3&zw

Brasil empató sin goles con Venezuela en su debut en la Copa América, en un partido en el que no consiguió generar un volumen de juego suficiente para superar a una "vinotinto" que le bastó con guardar el orden para llevarse un punto de oro.

Venezuela maniató a los brasileños con orden y disciplina en el centro de la cancha, anuló al media punta Paulo Henrique Ganso con un marcaje corto y consiguió mantener alejado de su área a Neymar, en el primer encuentro del Grupo B, que completan Paraguay y Ecuador.

Brasil dominó de forma abrumadora en los primeros quince minutos, pero después bajó de intensidad y se acabó diluyendo totalmente en la segunda parte, en un día muy gris de Robinho y en el que Pato tuvo las mejores ocasiones, un tiro al palo incluido en el minuto 26.
Brasil salió con energía y nada más empezar el partido se instaló en las inmediaciones del área de Venezuela que, en el primer cuarto de hora pasó serios apuros para contener el aluvión de ocasiones de Robinho, Pato y Neymar, el jugador más desequilibrante.

Pese a la paridad en los primeros minutos, se hizo evidente la superioridad paraguaya, principalmente con los laterales Estigarribia y Barreto, que le ganaban a sus marcas y se proyectaban constantemente para Santa Cruz y Barrios. Ortigoza y Aurelianio Torres controlaban el medio y el gol de Paraguay era cuestión de tiempo. Pero a las buenas intervenciones del arquero ecuatoriano Elizaga se le sumó la inésperada lesión de Barreto, y allí empezó un nuevo partido.

Esto coincidio con la aparición en el campo de juego de Cristian Benítez, por cuyos pies pasó el mejor fútbol de Ecuador, incluyendo una espectacular jugada donde se sacó de encima a tres rivales y solo la buena tapada de Villar evitó lo que hubiera sido un golazo. Asi los dirigidos por Rueda mejoraron y terminaron arriba tras los primeros 45 minutos. No obstante, en el reinicio, con la salida de Antonio Valencia, Ecuador se resintió y Paraguay volvió a tomar el control.

Nuevamente Estigarribia, asociado a Barrios, empezó a producir lo mejor de Paraguay en ataque, ante un Ecuador cada vez más aguerrido, que apeló constantemente a las faltas y las atajadas de su arquero Elizaga, declarado el mejor jugador del partido. El asedio guaraní se hizo más evidente sobre los últimos 20 minutos, con Enrique Vera muy activo por la derecha, pero sin la profundad necesaria para el gol. Ese gol que no llegó y decretó el segundo partido de la jornada y del torneo sin goles.