24 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Pereira también hay carrusel de contratación en salud

12 de julio de 2011
12 de julio de 2011

La capitación
El contrato estipula la colaboración en procedimientos de baja complejidad en la IPS. Es común que las EPS contraten con IPS de diferentes regiones la prestación de servicios de baja complejidad, como los son, para este caso: cesáreas, pediatría, cataratas y demás, es decir, una IPS atiende directamente al cliente o al usuario de la EPS. Lo singular del caso es lo excesivamente barato en que se consiguió este servicio y el bajo costo de capitación del mismo.

La capitación común en esta clase de acuerdos ronda el 50 % del dinero que la EPS recibe, es decir, del dinero que fluye para generar los pagos derivados de las intervenciones, más o menos una IPS recibe la mitad que entregó el Gobierno a la EPS, esa es la capitación.

Expertos en la materia le confirmaron a El Diario del Otún lo anterior, y uno de ellos afirmó que una capitación menor al 48 % es "un gasto insostenible para una IPS". Durante ese mes que estuvo activo el contrato, por cada millón de pesos que se destinaban para la atención de los usuarios de Asmet Salud, solo el 34 %, es decir, 340 mil pesos llegaba a la IPS que trataría al usuario, en este caso la ESE Salud Pereira, pero lo común en estos contratos ronda el 50 % del cobro a la EPS.

 El escenario
Según el planteamiento, si un tratamiento costaba más de lo que la EPS le entregó a la IPS, esta última debería correr con los gastos extras, en un caso en que la EPS entrega el 50 % de la capitación eso es poco común. Pero esto no ocurre para este contrato, pues la IPS solo está recibiendo el 34 % de la capitación, y la ESE Salud Pereira tendría que correr con gastos extras.

 Todas las fuentes consultadas por este medio de comunicación afirmaron que una capitación del 34 % no es justa, pues estas, como ya se expresó, se cotiza alrededor del 50 %.
 
El contexto
Los bajos costos en que se está incurriendo lo debería pagar por excedente la ESE Salud Pereira, pero el problema es más de trasfondo nacional, si entendemos que los precios de los procedimientos de segundo nivel, que las IPS están en capacidad de realizar, están con precios caducados, es decir, no se actualizan desde hace mucho tiempo. Para el caso, estos precios que se manejan son del 2001 promulgados por el Instituto del Seguro Social en aquel entonces, y los sobrecostos de estos procedimientos de segundo grado también los asume la IPS.

Otras
Una presunta irregularidad de este contrato puede radicar en el costo que se le da a las consultas especializadas, que son demasiado baratas como para no generar una inquietud en los expertos en el tema que fueron consultados por El Diario del Otún. Por ejemplo la consulta con el psicólogo para el presente contrato cuesta para la EPS solo 10 mil pesos.

El costo por consulta con un psicólogo, aún por EPS, es casi imposible conseguirla por 10 mil pesos. La EPS Asmet Salud le giró a la ESE Salud Pereira solo 10 mil pesos por cada consulta con psicólogos de cada usuario de Asmet Salud que solicitó la consulta.
 Otros gastos que no cuadran son, por ejemplo la de terapia física, que lo debe hacer un doctor especialista en dicho campo, y que Asmet Salud está pagando $8.500 pesos por consulta a la IPS, o por los monitoreos la ESE solo recibe $12.000 y en varias consultas en diferentes especialidades se paga muy poco(Ver imagen).

Si bien existe una remota posibilidad de que un médico altruista cobrase tan poco dinero por una cita especializada, el costo sigue siendo demasiado bajo si tenemos en cuenta que por medio de este dinero se tiene que pagar, entre otras cosas, un asistente médico, la secretaria, los utensilios de la consulta y el costo administrativo del espacio donde se lleva a cabo la misma.

 Asmet Salud consiguió otras consultas especializadas a muy bajo costo: En pediatría, por ejemplo, la IPS obtiene solo 22 mil pesos de la EPS, y de ese dinero debe sacar para cobrarle la consulta al pediatra (que ya de por sí, es más cara que lo que recibe la IPS), los utensilios, la enfermera y/o secretaria que colabora, más el costo administrativo del espacio donde se lleva a cabo la consulta. Esto, sumado a que los controles le devengan a la IPS solo 15 mil pesos. Lo mismo sucedió en el contrato especificado con las consultas especializadas de ortopedia, ginecobstetricia y otros
Al final, el excedente lo termina pagando la IPS, es decir, la ESE Salud Pereira.
Los expertos consultados por El Diario del Otún dieron una conclusión unánime en todos los requisitos del contrato que les consultamos, y es que este contrato no le da beneficio alguno a la IPS, y además "parece viciado". ¿Podría ser este un flamante desfalco en las arcas de la ESE Salud Pereira?

El desfalco
Si la IPS no negoció bien el contrato de prestación de servicios de primer nivel, esta de igual manera deberá responder con recursos propios para el pago de la prestación de los servicios.

El dinero que le llega a la IPS ESE Salud Pereira está en los contribuyentes locales que pueden haber pagado las citas médicas de un contrato lleno de irregularidades.
Lo que más preocupa a los médicos consultados por El Diario del Otún es el hecho de que se puedan estar llevando a cabo más contratos similares a este, y que se pueda estar desfalcando de manera enorme las arcas de la salud de los pereiranos.