9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Argentina volvió a desilusionar

7 de julio de 2011
7 de julio de 2011

En su segundo encuentro en la Copa América 2011, Argentina volvió a desilusionar. Sin juego, sin ideas, sin fútbol asociado, volvió a empatar, esta vez con Colombia. Pero lo cierto es que los de Batista merecieron perder. Colombia fue más. Sin necesidad de manejar la pelota mucho tiempo, generó las ocasiones más claras pero no las pudo concretar.

Argentina volvió a decepcionar. No siendo suficiente la pobre actuación ante Bolivia en el debut, el anfitrión del torneo igualó ante una eficiente Colombia, esta vez sin goles, y quedó por ahora segunda con dos puntos, muy lejos de conseguir el primer puesto del Grupo A. Los silbidos del final reflejaron la dura realidad que inesperadamente atraviesa la selección albiceleste a la hora de salir a buscar la victoria. La débil Costa Rica es ahora una prueba de fuego para Messi y compañía.

Habrá que esperar para ver buen fútbol de Argentina, una de las favoritas. La Selección local se fue en esta primera mitad sin poder marcar goles, ante el silbido generalizado de su público, que desafió las condiciones climáticas y la puso calor al Brigadier Estaniaslao López. Nuevamente faltó ese juego asociado, el fútbol made in "Barcelona" que su entrenador Batista, tanto desea. Apenas algunas llegadas aisladas y mucha imprecisión a la hora de matar a una Colombia inteligente y trabajadora, y que tuvo las más claras chances.

El tridente ofensivo formado por Lavezzi, Tévez y Messi volvió a fallar y solo se vio intención en el once local. A pesar de contar con tres volantes netos, no hubo contención en el mediocampo y casi nulo conexión con los de arriba. Tévez luchó más de la cuenta, Messi tuvo bien contenido y Lavezzi volvió a tener otra noche tan oscura como el cielo. Encima, Colombia, esperando, contó con las más mejores oportunidades, como tres tiros libres y un remate sin arquero de Dayro Moreno, que erró increíblemente.

En el complemento, Argentina agudizó su falta de juego, y ni el creativo Gago y los delanteros Agüero e Higuaín remontaron un barco a la deriva, sin ideas ni carácter para dar vuelta la historia.

Colombia se convenció de que lo que hacía era el camino y siempre estuvo un paso adelante a la hora de desarmar cualquier intento que parecía el gol argentino. El público, más de una vez, dio aliento a su selección y exigió el gol, ese que nunca llegó. Colombia, líder del Grupo A con cuatro unidades, se fue más que conforme. Argentina todavía no sabe que quiere, y solo su arquero, Romero, la figura del encuentro, se salvó de la desaprobación.