16 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Universitarios quindianos crean cohetes hidropropulsados

4 de junio de 2011
4 de junio de 2011

El reto, que hace parte de la asignatura de Fundamentos de Diseño 2, tiene además el objetivo de que, en el primer semestre del 2012, estos mismos jóvenes diseñen una sonda meteorológica que les permita monitorear algunas condiciones climatológicas, como la temperatura, la humedad, la densidad, e igualmente, identificar algunos componentes químicos de la atmósfera.

Según Diego Jaramillo, profesor del programa de Ingeniería Electrónica de la Uniquindío, la meta de la asignatura es articular los conocimientos aprendidos durante la carrera, para diseñar dispositivos tecnológicos que les permitan perfeccionar los sistemas de investigación, pero que a la vez contribuyan en la conservación de la naturaleza.

"Los cohetes que hicieron los estudiantes son ecológicos, porque están hechos con materiales completamente reciclados, los hicieron con botellas plásticas, tubos de Pvc y madera, materiales que han rescatado de la basura de sus casas, logrando diseños muy interesantes, baratos y ecológicamente responsables", expresó el docente.

Jorge Emilio Valencia, uno de los estudiantes que participó en el proyecto, dijo que lo más duro del proceso fue encontrar la información para escoger el diseño que les permitiera un mayor rendimiento. "Para nuestro cohete usamos botellas plásticas de dos litros y medio, ya que es un material frecuente en la basura, para los alerones usamos carpetas plastificadas y mucha cinta adhesiva", indicó el estudiante.

Jaramillo explicó también que en este proyecto, denominado 'Lanzamiento, Posicionamiento y Recuperación de Cohetes', están trabajando desde hace un año, primero experimentando con combustibles como pólvora, gas, permanganato de sodio, nitrato de potasio, entre otros, para determinar cuál de ellos les permitía un mejor desempeño y una mayor autonomía de vuelo y, según el docente, el elemento que mejor les funcionó fue el agua.

"La ventaja del agua es que está en todas partes y, lo mejor, es que no necesitamos que sea agua potable, cualquier líquido puede servirnos, inclusive hemos usado líquidos espumosos como el agua con efervescentes, mezcla que nos ha resultado muy efectiva porque la propulsión es mayor", concluyó Jaramillo.

ARMENIA