18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Reforma a la Justicia no alterará el espíritu de la Constitución: Mininterior

1 de junio de 2011
1 de junio de 2011

“Lo primero que quiero destacar en relación con la Reforma Constitucional a la Justicia del Gobierno Santos es que su propósito no es, en modo alguno, alterar el espíritu, los principios, de la Carta de 1991. Deseo ser enfático en que nuestra propuesta de Reforma no afecta esa columna vertebral, mantiene intacta la Carta de Derechos, así como el talante garantista de los derechos a través de mecanismos puntuales como la acción de tutela”, señaló.
 
El alto funcionario explicó que la propuesta del Ejecutivo plantea mecanismos para fortalecer los derechos, en particular el derecho de acceso a la Justicia, mediante la ampliación de la oferta de Justicia; así como la regulación de la acción de tutela, en particular contra sentencias, que permita la garantía de los derechos fundamentales sin perjuicio de la seguridad jurídica.
 
“También establece la eliminación de algunas funciones de las Altas Cortes que no son de su esencia, como las electorales, y la inclusión de otras que sí resultan necesarias a fin de optimizar su labor jurisdiccional. Así mismo, busca medidas para lograr un poder judicial cada vez más independiente, experimentado y ajeno a los intereses de la política”, dijo el jefe de la Cartera.
 
El ministro Vargas Lleras reiteró que el Gobierno se mantiene en su idea de eliminar el Consejo Superior de la Judicatura y crear el Consejo Superior Judicial, integrado por una Sala de Gobierno y una Gerencia de la Rama Judicial.
 
Otro de los puntos de esta Reforma es la creación de un mecanismo procesal constitucional para garantizar a los aforados (congresistas, ministros, etc.) su investigación y juzgamiento en dos instancias por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema, dividiendo en 3 secciones la mencionada Sala Penal.
 
El Ministro del Interior recordó que la Reforma a la Justicia ha sido trabajada junto a la Rama Judicial, partidos políticos, academia y sociedad civil, con el propósito de llevar un texto integral al Congreso de la República.