22 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Motociclistas: cada vez más educados

1 de junio de 2011
1 de junio de 2011

Pereira, junio 2 (Eldiario.com) El Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas conformado por empresas como Auteco Kawasaki, Fanalca Honda, Incolmotos Yamaha y Suzuki Motor, realizó el Sexto Estudio Sociodemográfico donde se determinaron algunos patrones en el uso de las motocicletas en Pereira.

Dicho estudio demostró que los compradores con ingresos entre menos de un salario mínimo legal vigente y dos salarios mínimos legales vigentes, han pasado de representar el 55 % del total de usuarios de motos en el 2005 al 77 % el año anterior, siendo ciudades como Bogotá, Medellín, Pereira y Barranquilla un claro ejemplo de esta realidad. De igual manera arrojó resultados como que el 60 % de los compradores de estos vehículos son empleados asalariados.

El Sexto Estudio Sociodemográfico de los Usuarios de Motos en Colombia, demuestra que en Pereira hay un incremento de los compradores con niveles de educación técnica, tecnológica y profesional, durante los dos últimos años.

En Pereira el grupo de usurarios que están entre menos de un salario mínimo y dos salarios mínimos legales vigentes está por debajo del nacional, al ubicarse en un 73 %, seguido con un 19 % entre los tres y cuatro salarios mínimos vigentes, un rango igual  a la media nacional.

movilidad
Acorde con los resultados de este estudio, en Pereira se observó un importante crecimiento en el grupo de personas que adquirieron motocicletas por motivo de transporte, grupo que pasó del 47 % al 59 %, en tanto que el porcentaje por movilidad pasó de 7 % a  14 % y se redujo el de quienes aseguraron compararla para aumentar sus ingresos, indicadores que pasaron del 34 % al 20 %.

Mujeres
En la capital de Risaralda se mantuvo la tendencia que se venía registrando en el 2009 al mantenerse los mismos niveles por género de un 21 % de mujeres motociclistas frente a un 79 % de hombres.

Estado civil
El estudio realizado por el Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas, demostró que en Pereira el grupo de personas casadas está de manera leve por debajo del promedio nacional al ubicarse en un 35 %, seguido por 56 % de solteros, con lo cual se refleja una reducción del grupo de compradores casados, que se ubica en el 2009 en un 46 %.

Política pública
Para las empresas que conforman Comité de Ensambladoras de Motos Japonesas, respaldan una vez más la petición que en reiteradas ocasiones han realizado al gobierno nacional y a los gobiernos locales, de adoptar una política comprensiva del motocicleta como un actor  más de la vía al lado de buses, camiones, bicicletas y peatones.

Por esta razón dicho comité viene adelantando trabajos en temas como la reglamentación que generan los alcaldes buscando reducir la accidentalidad, el mototaxismo y sicariato ya que en muchos casos se afecta la movilidad de las personas. De igual manera la discriminación que tienen que afrontar los motociclistas y sus acompañantes en fechas como elecciones.

Licencias
Otro de los temas que se ha venido trabajando tiene que ver como la pedagogía y la reglamentación de las escuelas de conducción, razón por la cual se busca mejorar el control en la expedición de licencias de conducción para todos los actores de la vía; en especial con lo relacionado con la función de capacitación y evaluación que hoy está a cargo de las escuelas.

Representantes
Por su parte Paula Alzate Brito, vocera del Comité de Ensambladoras Japonesas al referirse al caso pereirano, dijo que “el resultado del estudio arrojó unos resultados que demuestran que el 64 % de los motociclistas en Pereira son personas que cuentan con un trabajo estable, y un 20 % aparece como trabajador independiente”. “Frente a estos porcentajes se puede determinar que las motocicletas son usadas como herramienta de trabajo y de movilidad para el usuario de la misma”.

Nataly Pineda, vocera de Auteco, señaló que “los beneficios de tener una motocicleta son bastantes ya que gracias al estudio realizado se determinó que el usuario busca el uso de las motocicletas como herramienta de movilidad en la ciudad, ahorrándose 20 horas mensuales en desplazamiento, tiempo que puede ser invertido en diferentes actividades”.