21 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mancera, precandidato de Adriana Franco

9 de junio de 2011
9 de junio de 2011

mancera

Del ahogado el sombrero. Ante la falta de candidatos buenos y la mala racha que afecta a ese sector político, Mancera puede ser de alguna manera una buena tabla de salvación. Lo que sí es cierto es que en política no hay nada gratuito y que el respaldo de Franco debe ser a cambio de algo. Burocracia, obviamente. Si Mancera gana hipotéticamente la alcaldía, la veremos, muy seguramente, muchas veces, en el despacho. Amanecerá y veremos.

¿Cuál cambio?

Seguramente que el yepismo también aterrizará en la candidatura de Mancera. En estas condiciones, cuál es el cambio que promete Mancera si va a gobernar con los mismos de hace cinco décadas? Nadie le cree el cuento de que el apoyo de Franco y posiblemente el de Yepes, es voluntario y “patriótico”. De eso tan bueno ya no dan. Conociéndolos como los conocemos, hay que decir que nada es gratuito.

Parmenio Cuéllar reemplazará a Iván Moreno

Todo parece indicar que Parmenio Cuéllar reemplazará a partir de hoy en el Senado de la República a Iván Moreno Rojas, privado de la libertad por el escándalo de la contratación. Apenas se protocolice la suspensión se deberá hacer la notificación al partido al que pertenece Moreno y el llamado del relevo. Según el presidente del Senado, Armando Benedetti, hoy mismo se puede posesionar Parmenio Cuéllar en reemplazo del senador Iván Moreno, una vez se vote el informe que presentará la Comisión de Ética.

Igual de perverso

El Sistema de Riesgos Profesionales es igual de perverso que el sistema de salud. Así lo señaló el senador Jorge Enrique Robledo, quien realizó un debate de control político en la Comisión Quinta de Senado.
De acuerdo con una acción popular instaurada por un grupo de abogados y médicos, las ARP han usado $300 mil millones de recursos públicos para pagarles a las empresas de corretaje que les consiguen afiliados. A pesar de que este gasto no tiene nada que ver con la atención de los trabajadores que sufren un accidente de trabajo o padecen una enfermedad profesional, las administradoras de riesgos profesionales lo cargan a los recursos del sistema. Al parecer, también pagan con recursos públicos las cuotas a Fasecolda, gremio que las agrupa.